La UE espera que Maduro vea que ha perdido legitimidad y apoye una solución política

Ha impulsado un grupo de contacto internacional que comenzará a trabajar este jueves en Montevideo sin aspirar a hacer de mediador entre las fuerzas políticas venezolanas.

Maduro destina 100 millones de euros para "embellecer" a Venezuela
Reuters Vocento

La Unión Europea (UE) confía en que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, vea que "ha perdido legitimidad" y respalde la necesidad de lograr una "solución política" a la crisis que vive su país, señaló este martes un alto funcionario comunitario, que pidió el anonimato.

"Hemos dicho muy claramente que el régimen (de Maduro) ha perdido su legitimidad. Y vemos necesidad de una solución política. Y eso es lo que estamos intentando", indicó.

"Esperamos que el régimen pueda entender que ha perdido legitimidad, que está perdiendo apoyo internacional, que la economía está en una situación nefasta", añadió.

La Unión Europea ha impulsado un grupo de contacto internacional, compuesto por países europeos y latinoamericanos, que comenzará a trabajar este jueves en Montevideo sin aspirar a hacer de mediador entre las fuerzas políticas venezolanas.

Su objetivo será, en cambio, tratar de sentar las condiciones para que se puedan convocar nuevas elecciones frente a las que llevaron a Maduro a un segundo mandato, en 2018, que para la UE no fueron "ni justas ni libres".

"No tenemos garantías. Pero la situación está tan deteriorada y el riesgo de consecuencias inesperadas es tan alto que esta propuesta de un camino político para superar la situación debería ser algo que todo el mundo considerase con seriedad", indicó el alto funcionario europeo.

Según dijo, "la presión debe formar parte de nuestra estrategia" pero "complementada con un proceso", y afirmó que el grupo de contacto es "una herramienta válida para evitar el riesgo de violencia interna o de una intervención externa".

Sobre la posibilidad de ampliar sanciones más allá de las que la UE ya ha impuesto a 18 autoridades venezolanas, el alto funcionario dijo que no es algo que excluyan pero recordó que necesita de la unanimidad de todos los Estados miembros.

"Es una herramienta que tenemos y que mantenemos sobre la mesa", comentó, a la vez que explicó que en todo caso se trataría de sanciones selectivas que no añadan presión a la población.

En paralelo, la UE volvió a defender este martes que su posición sobre Venezuela es "coherente" a pesar de que 19 de sus 28 Estados miembros han ido más allá en una declaración al margen del contexto comunitario en la que han reconocido a Juan Guaidó como presidente interino.

"La posición expresada por varios Estados miembros es completamente coherente con la declaración expresada por los Veintiocho el 26 de enero, en la que la UE llamó a organizar elecciones en Venezuela y, si no era el caso, subrayar que la UE iba a tomar acciones", indicó en la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea la portavoz de Exteriores, Maja Kocijancic.

Este lunes hasta 19 países comunitarios, entre ellos España, Francia, Alemania o el Reino Unido, expresaron su reconocimiento del presidente de la Asamblea Nacional venezolana como presidente "encargado" o "interino" del país (no lo hicieron Italia, Malta, Grecia, Irlanda, Rumanía, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia y Eslovenia).

Así lo hicieron en cumplimiento del ultimátum lanzado ocho días antes, de que si no se convocaban elecciones presidenciales en Venezuela en ese tiempo pasarían a reconocer a Guaidó.

En cambio, a nivel de la UE como institución, los países no fueron tan lejos y no se consensuó una nueva declaración más allá de la lograda el día 26, en la que se hablase del reconocimiento individual de los Estados miembros.

"La cuestión del reconocimiento (de Guaidó) es una prerrogativa de los Estados miembros", indicó el alto funcionario comunitario, quien afirmó que los Veintiocho están de acuerdo en reconocer a la Asamblea Nacional como "el único organismo legítimo".

Al mismo tiempo, subrayó que en la UE hay "fuerte unidad entorno a los aspectos fundamentales de nuestra política sobre Venezuela".

Kocijancic dejó claro que sobre Venezuela hay "una posición común adoptada", que es la emitida a través de la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, el 26 de enero.

En ella, la UE dio "total apoyo" a la Asamblea Nacional venezolana (de mayoría opositora) como "cuerpo legítimo democrático de Venezuela y todo el apoyo posible a su presidente (Juan Guaidó) en su papel institucional".

"Los acontecimientos recientes son coherentes con la posición tomada hace unos días", insistió Kocijancic.

Etiquetas