Menu lateral amp
Abusos en Chile

Obispos chilenos se reúnen en busca de salida a la crisis por abusos sexuales

La Fiscalía investiga a 158 personas relacionadas con el clero en el marco de 144 casos de supuestos abusos sexuales contra 266 víctimas desde el año 2000.

Efe/Marcial Campos Maza Actualizada 31/07/2018 a las 00:00
Reunión de los obispos chilenos en busca de la salida a la crisis por abusos sexuales.Efe/Alberto Valdés


En una pequeña localidad costera cercana a Santiago empezó hoy la reunión de 34 obispos que encabezan la jerarquía eclesial chilena para intentar converger en una solución que termine con la grave crisis que vive la Iglesia católica local, agobiada por las acusaciones de abusos sexuales.

El obispo de Chillán, Carlos Pellegrin, uno de los pocos que habló a la prensa, afirmó que sentía "un dolor en el alma", y agregó que "en la cita se analizará la situación de la Iglesia" y ver de qué manera los obispos pueden dar mayores pasos para fortalecerla.

"Las jornadas -que se prolongarán hasta el viernes próximo- permitirán que reflexionemos sobre nuestra realidad, asumiendo lo que tenemos que asumir y pidiendo sobre todo al Señor la gracia para superar estos momentos", añadió Pellegrin.

Posteriormente, en una breve rueda de prensa antes de comenzar con la reunión, el obispo auxiliar de la Arquidiócesis Fernando Ramos dijo que "con la Fiscalía queremos hacer un convenio para transmitir la información adecuada".

"Creo que lo más importante como sociedad es que tenemos que proteger a los menores de edad y perseguir a aquellos que efectivamente cometan delitos contra ellos", afirmó.

Ramos aseguró que la Iglesia católica "está abierta a lo que decida el Estado de Chile" y que van a buscar los medios para que "se respete le legislación eclesial, la confidencialidad de las personas que quieren denunciar y también el derecho de los menores de edad para tener una vida sana, segura sin personas que abusen de ellos".

"Queremos ver las raíces de cómo podemos responder, de cómo podemos favorecer el diálogo a la contribución que hace la Fiscalía de acuerdo a nuestras normativas y a las posibilidades objetivas para entregar este tipo de información y respetando siempre la confidencialidad de aquellas personas que así quieren que sea", sostuvo el obispo.

La Fiscalía anunció que investiga a 158 personas relacionadas con el clero en el marco de 144 casos de supuestos abusos sexuales contra 266 víctimas desde el año 2000.

Sin embargo, las acusaciones siguen conociéndose día a día, como ocurrió la noche del domingo en Canal 13 de Televisión, donde una joven, Constanza Acuña, denunció haber sufrido abusos durante 10 años de un sacerdote de la diócesis de Villarrica, identificado como Belisario Valdebenito.

Además, Acuña dijo que desde la Iglesia católica trataron de amedrentarla para que no expusiera públicamente su caso.

Por si esto fuera poco, hasta el propio arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, fue citado el próximo 21 de agosto a declarar como imputado por el fiscal de Rancagua, Emiliano Arias, por el presunto encubrimiento de abusos sexuales.

El caso que complica a Ezzati es uno entre las 37 causas abiertas por la fiscalía chilena por presuntos abusos cometidos por personas relacionadas con la Iglesia, que vinculan a un total de 68 personas ligadas a la institución eclesiástica y a 104 víctimas, en su mayoría menores de edad, según el Ministerio Público.

El fiscal Arias, que investiga los presuntos abusos sexuales, principalmente los vinculados a la llamada "Cofradía de Rancagua", en la que se encuentran al menos 14 sacerdotes suspendidos acusados de presuntos abusos sexuales, dijo en una entrevista al diario El País que tras los allanamientos a las diócesis de la región de O'Higgins se pudo establecer "que los religiosos destruyeron evidencias sobre abusos sexuales".

En general, los obispos católicos chilenos llegaron en silencio a la localidad de Punta de Tralca, en el litoral central de Chile, un lugar donde los sacerdotes suelen reunirse al menos dos veces al año.

La reunión comenzó con una misa oficiada por el representante del papa Francisco en Chile, el nuncio apostólico Ivo Scappolo, también señalado como presunto encubridor por algunas víctimas.

Según Santiago Silva, presidente de la Conferencia Episcopal, el encuentro "será una importante contribución en el discernimiento sobre los mejores caminos de renovación en los que se debe avanzar".

Ante la insistencia de los periodistas, monseñor Ramos aseguró que el cardenal Ezzati ya presentó la renuncia a su cargo debido a su edad y que sólo espera la respuesta del papa Francisco.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual