Binéfar tiene su polígono casi lleno y urge una ampliación

El gran matadero del grupo italiano Pini prevé una inversión de unos 70 millones de euros y creará 1.600 empleos.

Binéfar tiene su polígono casi lleno y urge una ampliación
C. Silván

El polígono industrial El Sosal, de Binéfar, tiene una ocupación del 96%. Solo hay vacías dos parcelas de 4.624 metros cuadrados que, de momento, no han interesado a ningún empresario, por sus características irregulares, su precio o porque no cumple con las exigencias que requieren. Este último es el motivo por el que una nueva empresa ha decidido ubicarse junto al polígono actual, sobre suelo donde ya está programada la ampliación de la zona industrial, y hay una segunda –un gran matadero de porcino– que está en trámites para adquirir unas 20 hectáreas y que prevé instalarse en los próximos meses.

La consecuencia del éxito de El Sosal, que siempre se ha considerado la primera fase en la creación de suelo industrial en la localidad, es que el Ayuntamiento de Binéfar inició en abril de 2015 el trámite urbanístico para ampliar en 15,7 hectáreas este polígono porque ya no disponía de terrenos suficientes para acoger el tipo de industria que solicitaba ubicarse en él.

La aprobación inicial de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Binéfar, primer paso para llevar a cabo la ampliación, fue aprobada ese mes por unanimidad de todos los grupos políticos. En esa sesión salió adelante el plan parcial que ha permitido desarrollar una parte del nuevo suelo industrial.

El Sosal nació reducido, con una superficie total de 222.600 metros cuadrados –incluidos viales, zonas verdes y de equipamientos–, pero con la previsión de ir creciendo en el mismo lugar, ya que existe terreno suficiente en la zona para acometer ampliaciones sucesivas, como ocurre en estos momentos.

Las parcelas industriales ocupadas suman 105.106,69 m2 en las que están instaladas 52 empresas. De las 94 parcelas que contiene, solo dos están libres, una por su forma irregular y otra que solo salió a la venta en 2016, y quizás por su gran superficie –lo que supone un alto precio– quedó desierta.

El concejal de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Binéfar, José María Isábal, cree que en muchos municipios "se produce el error de encorsetar el desarrollo de los polígonos, definiendo las parcelas de antemano en tamaño y forma, lo que puede llevar a que no sean coincidentes con el modelo de empresa que solicita radicarse". "En Binéfar se ha hecho un desarrollo inteligente. En la primera fase se ha dado pie al traslado de las empresas locales y hoy tenemos al matadero Pini, que en un polígono convencional no tendría cabida. Nuestra propuesta es incrementar el suelo disponible dándole elasticidad a las parcelas", añade Isábal.

La ubicación del polígono a las afueras de Binéfar, a pie de la carretera N-240, y su idónea situación geográfica ha contribuido a atraer un importante volumen de inversiones empresariales, como el gran matadero que prevé construir el grupo italiano Pini, que puede generar hasta 1.600 empleos y una inversión de 70 millones de euros que redundarán, indirectamente, en todo el pueblo.

Etiquetas