Bruselas redoblará esfuerzos para cumplir la meta de contar con un 40% de mujeres en sus puestos de dirección

Adopta una estrategia para garantizar "diversidad e inclusión" en su fuerza laboral.

 

La Comisión Europea se ha comprometido este miércoles a "redoblar esfuerzos" para lograr la meta que se ha marcado de contar al menos con un 40% de mujeres en puestos de dirección y gestión en su seno antes del 1 de noviembre de 2019 y, en paralelo, ha aprobado una estrategia en materia de Recursos Humanos para garantizar la diversidad y la inclusión de su fuerza laboral.

"Las organizaciones que abrazan una fuerza laboral diversa y son inclusivas para todos tienden a presentar mejores resultados, a innovar más, son más creativas y tienden a ser capaces de tomar decisiones difíciles", ha explicado el vicepresidente primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en rueda de prensa para explicar la filosofía de la nueva estrategia en materia de Recursos Humanos del Ejecutivo comunitario.

La nueva Estrategia de Diversidad e Inclusión se centra en cuatro colectivos principales como son las mujeres, las personas discapacitadas, las personas LGTBi y el personal de mayor edad y contiene medidas para responder a sus respectivas preocupaciones como garantizar un entorno laboral respetuoso o poder conciliar la vida familiar y laboral, atajar la discriminación y el acoso.

La estrategia incluye una Carta de la Diversidad e Inclusión en el que el Ejecutivo comunitario se compromete a asegurar "oportunidades equitativas en cada paso de la carrera" profesional en los procesos de selección, contratación y oportunidades de movilidad y a promover una política en Recursos Humanos que garantice la diversidad e inclusión a través de políticas que mejoren la conciliación de la vida familiar y laboral y más flexibilidad en las condiciones laborales, tanto para hombres como mujeres y "un apoyo adecuado", especialmente para las mujeres y cumplir la Convención de la ONU sobre los Derechos de las Personas Discapacitadas.

"La selección y contratación deben hacerse siempre en base al mérito, con independencia de ningún otro factor", recoge la Carta, que precisa que se respetará a la vez las medidas para atajar la infrarrepresentación femenina en los puestos de dirección alta y media y lograr la meta de contar con al menos un 40% de mujeres en dichos puestos antes de que concluya el mandato de la actual Comisión.

En la Carta, se compromete a atajar "cualquier tipo de discriminación" y a garantizar la formación para "combatir contra los estereotipos y para alentar la inclusión". También ayudará a concienciar a los Servicios de Recursos Humanos y a los actuales directores sobre las barreras que pueden impedir a una persona tener éxito en su carrera profesional.

En paralelo a la nueva estrategia, el Ejecutivo comunitario ha acordado "redoblar esfuerzos" para lograr la meta de contar con un 20% como mínimo de mujeres en puestos de dirección media y alta antes de que acabe el mandato de la actual Comisión, ha explicado Timmermans, que ha recordado que las mujeres representan el 55% del personal laboral de la Comisión pero sólo ocupan el 34% de los puestos de gestión.

"Hemos decidido tener objetivos refinados para cada uno de los Departamentos de la Comisión", ha explicado el vicepresidente primero de la Comisión, tras admitir que los pasos que se han dado hasta ahora para cumplir la meta "no son suficientes".

Todos los Departamentos de la Comisión tendrán ahora "objetivos individuales" respecto al nombramiento de los nuevos jefes de Unidad por primera vez y el Ejecutivo comunitario podrá pedir a los Departamentos alejados de la meta de atraer a candidatas femeninas antes de proceder a un nombramiento.

"Estamos comprometidos con la igualdad de género y con aprovechar al máximo el talento de nuestro personal", ha justificado.

Etiquetas