Conmoción por el asesinato a sangre fría una policía de Nueva York

Un hombre con pasado criminal disparó a la agente en la cabeza en su turno de servicio. 

Una policía de Nueva York fue asesinada este miércoles a sangre fría por un hombre con pasado criminal que disparó a la cabeza de la agente cuando completaba su turno de servicio. "Está claro que fue un ataque no provocado contra oficiales de policía que tenían la misión de mantener la seguridad de la gente", afirmó el jefe de la Policía de Nueva York, James O'Neill, en declaraciones a los periodistas poco después del ataque.

De acuerdo con la reconstrucción oficial de los hechos, la policía Miosotis Familia, de 48 años de edad y 12 de servicio policial, estaba haciendo una serie de anotaciones en un registro al haber completado su turno en el distrito de El Bronx.

Un individuo, que posteriormente fue identificado por medios locales como Alexander o John Bonds, de 34 años, se acercó a la ventana del copiloto del vehículo, un camión de comando policial, e hizo un único disparo con un revólver calibre 38.

La bala atravesó el vidrio y dio en la cabeza de la agente policial, que rápidamente fue trasladada en grave estado a un hospital, donde pereció después a causa de la herida, según confirmó el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés). Familia, madre de tres hijos, había sido enfermera antes de sumarse posteriormente al NYPD.

Según O'Neill, el atacante fue perseguido por otros agentes y a una manzana del lugar de los hechos murió por disparos efectuados por los policías cuando sacó su revólver.

El atacante tenía un pasado criminal porque en 2006 fue sentenciado a siete años de prisión por un robo en la ciudad de Siracusa, en el norte del estado de Nueva York. Estaba en libertad condicional desde mayo de 2013. También había sido detenido por golpear a agentes policiales, de acuerdo a informes de medios locales.

Durante el tiroteo para abatir al atacante, según O'Neill, otra persona que se encontraba allí resultó herida de bala y su condición es estable, aunque la policía no dio detalles sobre esta víctima.

El asesinato a sangre fría de  recuerda el perpetrado en el distrito neoyorquino de Brooklyn el 20 de diciembre de 2014, cuando fueron asesinados los agentes Wenjian Liu y Rafael Ramos.

También en esa ocasión, un sujeto, Ismaaiyl Brinsley, se acercó al vehículo en el que se encontraban los dos policías y disparó a sangre fría contra ellos. El atacante se suicidó con un disparo de su arma cuando era perseguido por la policía.

Etiquetas