Los vuelos entre España y Bruselas seguirán desviados a Lieja y Charleroi

El aeropuerto de Zaventem continúa cerrado a los pasajeros después de los atentados de este martes.

Las compañías aéreas prevén desviar también este viernes sus vuelos de España a Bruselas a los aeropuertos belgas de Lieja y Charleroi a la espera de que Zaventem, el aeropuerto de la capital, se abra al tráfico de pasajeros tras los atentados del martes.


Fuentes de Iberia han señalado que este jueves opera tres vuelos con destino al aeropuerto de Lieja, situado a 98 kilómetros al este de Bruselas, y hará lo mismo con los tres vuelos previstos para este viernes, y con los que tenga programados para el sábado, si continúan cerradas las instalaciones de Zaventem.


En la misma línea, Air Europa ha asegurado que opera este jueves sus dos vuelos diarios (ida y vuelta) entre el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y el de Bruselas-Zaventem con rumbo a Lieja.


Vueling también opera con Lieja los 17 trayectos de ida y vuelta previstos para este jueves y anuncia que para este viernes que se verán afectados otros dos vuelos de ida y vuelta de Valencia y Barcelona programados con Bruselas.


Todos los vuelos de Ryanair que deben operar este jueves lo hacen desde el aeropuerto de Charleroi, a 46 kilómetros al sur de Bruselas, situación que la aerolínea irlandesa de bajo coste va a mantener hasta el próximo 29 de marzo.


La aerolínea ha recomendado a quienes tengan reserva para volar desde Bruselas que se dirijan al aeropuerto de Charleroi con al menos tres horas de antelación para tener suficiente tiempo para pasar los controles de seguridad.


La compañía Brussels Airlines, que tiene su principal base en el aeropuerto de Zaventem, ha indicado que, en lugar de los 230 vuelos que habría programado este jueves si hubiera estado en servicio, operará 44 desde Lieja y 20 desde Amberes.


La portavoz de la aerolínea, Kim Danenen, ha afirmado que el miércoles se repatriaron cinco vuelos que habían tenido que aplazarse procedentes de ciudades africanas y que finalmente llegaron a Zúrich (Suiza).


Por el aeropuerto de Zaventem pasan cada día unos 60.000 pasajeros de media, y el cierre desde el día de los atentados podría tener un coste diario de una decena de millones de euros.


Fuentes de Aena han confirmado que hasta el mediodía se han cancelado la mitad de los 56 vuelos previstos este jueves hacia y desde Bruselas y se han desprogramado 16.


En cambio han operado cinco vuelos, cuatro comerciales con destino a Lieja y Charleroi, y un carguero, modalidad que sí acepta el aeropuerto de Zaventem.

Etiquetas