Mukwege: "El cuerpo de la mujer es un campo de batalla en la guerra del Congo"

Reclama un tribunal para castigar el abuso sexual como arma de guerra en la República del Congo.

Mukwege: "El cuerpo de la mujer es un campo de batalla en la guerra del Congo"
Efe

El ginecólogo congolés Denis Mukwege reclamó este miércoles en el Parlamento Europeo, donde recogió el premio Sájarov, crear un tribunal internacional que persiga a los responsables de las violaciones en la República Democrática del Congo (RDC) y resarcir a las víctimas de quienes cometen abusos sexuales como estrategia de guerra.


Mukwege, que dedicó su premio a la Libertad de Conciencia de la Eurocámara "a las mujeres y niños valientes del Congo", pidió el apoyo de la Unión Europea para conseguir que las violaciones sean consideradas crimen de guerra y el mundo "deje de ser indiferente".


"El cuerpo de la mujer se ha convertido en un campo de batalla" y "las violaciones en un arma de guerra", denunció el ginecólogo, fundador del hospital Panzi, en la RDC, donde atiende a niños y mujeres víctimas de violación en África.


"Estamos ante una sociedad traumatizada por un exceso de violencia, y la responsabilidad brilla por su ausencia. Las soluciones políticas existen, pero necesitan verdadera voluntad política internacional", afirmó ante la Eurocámara.


El médico y activista quiso involucrar en su discurso a la UE reclamándole mayor cooperación para que su país "pueda alcanzar la paz y la democracia".

"Este premio solo será relevante para las mujeres víctimas de violencia si ustedes nos acompañan en el camino hacia la dignidad", dijo a los eurodiputados.


Pese a la mano que pidió a la UE para avanzar hacia la democracia, el premiado reiteró que el futuro de su país "deben liderarlo en primer lugar los congoleses".

El ginecólogo, que más tarde en la sala de prensa diría que no está interesado en hacer carrera pública, se refirió a una de las razones detrás del conflicto en su país: el comercio ilegal de minerales y piedras preciosas.


"La riqueza natural de mi país debe beneficiar a los congoleños y al resto del mundo, pero gracias a un comercio más responsable", dijo.


Mukwege recogió el premio acompañado de su esposa y tuvo el respaldo de un grupo de visitantes que desde la galería del hemiciclo jalearon y cantaron el discurso del galardonado.

Durante la rueda de prensa, el especialista en tratar a mujeres tras una violación explicó la importancia del baile para la terapia de las mujeres que lleva a cabo en su hospital.

Testimonios de mujeres rotas


"Cuando las mujeres llegan al centro no quieren cantar ni bailar. La explosión más fuerte de sobrevivir a algo así es a través del propio cuerpo", explicó.


El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, le entregó el galardón ante un hemiciclo puesto en pie para recibir al activista por los derechos de las mujeres en África, y destacó que Mukwege ha ayudado "a miles de mujeres y niños a sanar sus cuerpos y almas".


Tras la ceremonia, Schulz explicó que nunca en 21 premios Sájarov que ha vivido desde que llegó como eurodiputado a la Eurocámara "había visto tantas lágrimas en los ojos de eurodiputados y eurodiputadas".


Mukwege ilustró ante los legisladores su dura experiencia explicando, por ejemplo, que en ocasiones ha tenido que atender incluso a bebés que han sufrido abusos y que en más de una vez ha atendido a nietos de madres y abuelas a las que ya había practicado reconstrucciones y tratamientos.


"Cada vez que violan a una mujer es como si violaran a mi mujer, cada vez que violan a una madre es como si violaran a mi madre, cada vez que violan a un niño es como si violaran a mis propios hijos", dijo desde el estrado del hemiciclo europeo.

El premio Sájarov lo han recibido durante veinticinco años personalidades como el líder sudafricano Nelson Mandela, la plataforma española ¡Basta Ya! u opositores al régimen cubano como las Damas de Blanco o Guillermo Fariñas.


El premio en 2013 fue concedido a Malala Yusafzai, la joven paquistaní de 16 años que fue tiroteada por los talibanes por luchar por los derechos de las niñas a la educación y que este año ha recibido el premio Nobel de la Paz.





 

Etiquetas