Italia

Letta dice que Italia corre un "riesgo fatal" si cae el Gobierno

Tras la dimisión de los ministros del partido de Berlusconi, Letta acude al Parlamento para pedir la continuidad de su Ejecutivo a través de un voto de confianza.

Letta dice que Italia corre un "riesgo fatal" si cae el Gobierno
EFE

El primer ministro italiano, Enrico Letta, ha advertido este miércoles de que el país corre un "riesgo fatal" si cae su Gobierno y por ello ha pedido al Senado que le dé su confianza, tras la crisis desatada por la dimisión de los cinco ministros del partido de Silvio Berlusconi, que rechazó el propio 'premier'.


"Italia corre un riesgo que podría ser fatal, evitar este riesgo depende de nosotros, de las elecciones que hagamos, depende de un sí o un no", ha subrayado Letta durante los 50 minutos que ha durado su discurso para convencer a los senadores de que den su respaldo al Gobierno de coalición que encabeza.


El primer ministro ha defendido que su Ejecutivo ha sentado las bases tanto para la recuperación económica del país como para las reformas que necesita. "En poco tiempo podemos reformar la política", ha aseverado, incidiendo en que "el tiempo de espera ha terminado".


"Se lo he dicho a todos con los que he hablado en las últimas semanas: lo podemos conseguir tanto en el terreno de las reformas como en el de la economía", ha remarcado Letta, para quien la votación en ambas cámaras del Parlamento es "una (moción de) confianza que no va contra nadie, sino a favor de Italia y los italianos".


Así las cosas, ha instado a los senadores a reflexionar antes de votar. "Los italianos nos gritan que no soportan más 'sangre y arena', a políticos que se matan entre sí y luego no cambia nada", ha afirmado. "El Gobierno que dirijo nació en el Parlamento y si debe morir debe hacerlo aquí, en el Parlamento, a plena luz del día", ha remachado.


Letta también ha hecho referencia en su intervención a los problemas judiciales de Berlusconi, que podrían provocar este mismo viernes su expulsión del Senado y que serían en último término el motivo por el cual obligó a los ministros de su partido a dimitir el sábado, provocando la crisis de gobierno.


"Hay que trazar una separación entre las cuestiones judiciales de Berlusconi y las actividades del Ejeuctivo, los dos planos no pueden superponerse. En un Estado democrático, las sentencias se respetan y se aplican, sin olvidar el derecho intocable a una defensa eficaz", ha afirmado el primer ministro, para quien no debe haber "tratamientos ni ad ni contram personam".


División en el PDL


Ahora, habrá que ver si con sus palabras ha conseguido convencer a sus socios de Gobierno, el Pueblo de la Libertad (PDL), cuyo líder, Silvio Berlusconi, ha pedido en los últimos días a los suyos que dejen caer al Ejecutivo y empujen al país a elecciones anticipadas.


Esta decisión, no compartida por una buena parte de sus miembros, entre ellos Alfano y los otros cuatro ministros dimisionarios, ha provocado la amenaza de una escisión en las filas del partido de centro-derecha, que está por ver si se concretará en la votación de hoy. Ayer, Alfano dio un paso al frente y reclamó a los parlamentarios del PDL que den su confianza a Letta.


Alfano ha llegado al Senado cuando ya había empezado el discurso del primer ministro, al igual que Berlusconi, que ha entrado con media hora de retraso, según informa 'Il Corriere della Sera'. Preguntado por los periodistas sobre sus intenciones de voto, 'Il Cavaliere' ha respondido: "escucharemos a Letta y luego decidiremos".

Etiquetas