¿Quién está detrás del restaurante Cancook, de Zaragoza, que ha logrado su primera estrella Michelin?

¿Quién está detrás del restaurante Cancook, de Zaragoza, que ha logrado su primera estrella Michelin? Los cocineros Ramces González y Diego Millán, que han apostado por la experiencia gastronómica.

En la cocina del restaurante zaragozano Cancook se trabajaba ayer como todos los días. Coordinados por Ramces González, se preparaban los 13 platos que componen su menú degustación, por el que han sido galardonados con una estrella Michelin. La recepción, sin embargo, era ya otra historia. "Nos han llamado hoy ya más de 300 personas y hemos recibido correos de toda España, incluso de fuera", explicaba Diego Millán, la otra mitad del proyecto Cancook.

Sorprende el restaurante por su sencillez, compuesta por maderas cálidas y rincones espaciosos. Todo está cuidado hasta el mínimo detalle: los manteles, recién planchados, se colocan al milímetro. Los platos que llevarán los aperitivos hacen destacar la oferta: piedra de ajo blanco, bocadillo de calamares, pollo al chilindrón, buñuelo al pil-pil... El menú incluye como platos principales una degustación de escabeche, encurtidos y salazones, otra de tartar de chuleta a la brasa, carabinero en su jugo y ajo asado, otra degustación de cebolla asada, nueces y caviar, un plato de pescado y otro de pichón asado y verduras de la Ribera. De postre, cartreuse y chocolate, caramelo y leche. ¿El total? 45 euros si es el menú degustación compuesto por nueve platos y 67 si la experiencia la componen 13 posibilidades.

Es la carta que ha fascinado a los responsables de la ‘Guía Michelin España y Portugal 2019’, que en la gala del miércoles destacaban el "talento, juventud y pasión" de Diego Millán y Ramces González. "Es una estrella que despierta interés, que nos coloca en el mapa. No solo a nosotros, también a Zaragoza, que es una ciudad en la que se come muy bien pero que hasta ahora parecía estar relegada", destaba por su parte González.

Apuesta gastronómica

Cancook es un proyecto que vio la luz hace ahora cinco años, y que abrió sus puertas en la calle Moneva de Zaragoza, en pleno centro. Pero fue hace dos años cuando González y Millán decidieron cambiar su ubicación y trasladarse a la calle Juan II de Aragón, en la Romareda, con el fin de tener más espacio, aunque con el mismo número de mesas. "Nuestra propuesta es de restaurante gastronómico, donde disfrutar de una experiencia diferente en cuanto al producto, el servicio y los detalles. Una apuesta que no se da mucho en Zaragoza, aunque sí en Huesca. Es hora de que también aquí tenga lugar esta oferta, porque se ha demostrado que hay demanda", afirma el jefe de cocina.

Están cansados, tras la gala en Lisboa del pasado miércoles. "Estábamos invitados, aunque eso no supone que vayas a ganar. Fuimos por la oportunidad de vivir la experiencia. De saborear las degustaciones que habían preparado algunos de los restaurantes más importantes de Portugal. Y de conocer a otros profesionales. Han sido unas horas de locura, pero hoy ya estamos metidos en la cocina. Tenemos un menú nuevo, y muchas reservas que gestionar. En realidad, poco cambiará con la estrella: seguiremos con la misma ilusión que siempre".

Etiquetas