Un buen cocido tradicional en La Rinconada de Lorenzo

Llega el tiempo de los platos de cuchara para hacer frente al clima desapacible y este guiso suele ser uno de los favoritos en la mesa.

Cocido de La Rinconada de Lorenzo con el vino Matarile, de Bodegas Carlos Valero.
Eduardo Bueso

Primero un caldo o sopa; después, un buen plato con los garbanzos y la berza (u otras verduras que puedan añadirse, como la borraja en Aragón), para terminar con las piezas de carne, que pueden ser de vacuno, porcino (chorizo, longaniza, morcilla y panceta) y también algo de pollo o de gallina.


Ese es, más o menos, el cocido tradicional que se sirve, según mandan los cánones, desde la expulsión de los hebreos de la Península, y que varía en algunos ingredientes según el recetario de cada región, aunque es el madrileño el que marca la línea a seguir.


Y ese fue, aproximadamente, el cocido que pudimos degustar esta semana en el establecimiento zaragozano La Rinconada de Lorenzo. Estaba realmente logrado, especialmente la sopa, cuya degustación repetimos muchos de los comensales que asistimos a la presentación de una nueva edición de la Ruta del Cocido, la cuarta, en la que participan más de 70 restaurantes de las tres provincias aragonesas, la mayoría de ellos de la capital.


Cambia, respecto a anteriores convocatorias, el vino que acompaña el cocido. En años pasados se maridaba con un tinto de garnacha de la Comunidad de Madrid, Las Moradas de San Martín, de una bodega que pertenece al grupo Enate. Este año, el vino recomendado es el Matarile Tinto, un crianza elaborado con merlot, cabernet sauvignon y syrah que embotella Carlos Valero en el Somontano.


Fue precisamente Valero el encargado de bajar el banderín de salida de estas nuevas jornadas en una jornada muy otoñal, con fuertes vientos y temperaturas desapacibles. Antes del tinto, se probaron dos blancos de la misma marca: el Garnacha Blanca y Radiante con paso por barrica de la D. O. Campo de Borja y el Matarile Blanco, que se elabora con chardonnay (70%) y gewürztraminer en Somontano.


Todos fueron catados por Manu Jiménez, sumiller de la empresa que recientemente se proclamó subcampeón de España en la especialidad.


Hasta el 31 de marzo de 2016

La Rinconada de Lorenzo es uno de los restaurantes que se han unido a las jornadas y ofrece cocido todos los miércoles hasta la finalización de la convocatoria, el 31 de marzo del próximo año.


Como puso de manifiesto el patrocinador de las jornadas, un atractivo importante es la posibilidad de comer cocido hasta la llegada de la primavera en cualquier día de la semana, ya que cada establecimiento tiene libertad total para ofrecerlo el día que lo viene haciendo habitualmente o los días que más le interesa. Hay restaurantes que lo preparan incluso dos o más jornadas cada semana. La lista de todos los establecimientos y sus días de cocido puede consultarse en el anuncio que sale publicado en la página 3 de este suplemento.


Igualmente, cada hostelero tiene libertad para poner el precio del cocido que elabora y el vino que lo acompaña, aunque Matarile sea el recomendado por los organizadores. Ciertamente, es un tinto que se lleva muy bien con todos los ingredientes y que tiene un punto de acidez que limpia y desengrasa el paladar.


-Ver otros restaurantes recomendados

-Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas