Bar

La Pata Negra: buen café, vino y tapa, y una curiosa patatica

Este bar ha cumplido esta semana su primer año abierto al público en la calle Azoque con una máxima: ajustar precios y calidades.

Restaurante La Pata Negra: buen café, vino y tapa, y una curiosa patatica
ALMOZARA

Este jueves, el bar La Pata Negra celebró su primer año abierto al público con una fiesta en la que Rubén Sanjuán y Mariangel Cuartero juntaron a buenos amigos y clientes. En este tiempo, este establecimiento se ha ido consolidando en la céntrica y concurrida calle Azoque a base de ofrecer buenos precios y calidad en sus diferentes propuestas gastronómicas. Es su apuesta: intentar generar volumen de venta con una buena rotación de clientes y sin descuidar el producto. Y no les está yendo mal. 


Además, durante este año han recuperado para la ciudad el callejón de San Jerónimo, que une las calles Azoque y El Laurel. No hace mucho que esa zona era un auténtico vertedero, pero desde que se instaló allí su terraza, con mesas altas, protegida del viento y apta, incluso, para el invierno, el callejón presenta un aspecto inmaculado. Y eso lo agradecen los vecinos que viven en los alrededores.


Desde primera hora de la mañana la apuesta por ajustar precio y calidad se refleja, por ejemplo, en el café. Es de la variedad 100% arábica de Colombia, y ya sea solo, cortado o con leche, cuesta 1 euro, acompañado de un churro. Con esta oferta, durante las primeras horas del día el local suele estar muy concurrido.


A media mañana, la barra se llena de un buen surtido de tapas. Desde que abrió sus puertas, en La Pata Negra apostaron por el vino o la caña más tapa (normalmente un montadito de pan con tomate y unas rodajas de embutido ibérico o jamón, o alguna batida) a 1,30 euros. Al margen de esta propuesta conjunta, el producto estrella que más identifica a este bar es la patatica (1,50 euros), una patata asada que lleva jamón y varios quesos, que se presenta gratinada al cliente. No muy lejos en aceptación debe andar su particular versión del 'guardia civil' (1,80 euros) sobre un montadito de generosas dimensiones.


A los productos de casquería también se les tiene un cariño especial en La Pata Negra, ya sea en forma de pimientos de manitas y setas (2 euros) o con la presencia habitual de callos y de oreja adobada, tres de las preparaciones más demandadas. Eso sí, los amigos de fritos y rebozados prácticamente no tienen nada que hacer en este local.


La oferta gastronómica se completa con una buena selección de tostadas (4,50 euros) de tamaño considerable y preparadas con un buen pan de hogaza, entre cuyos ingredientes no faltan el jamón y los embutidos de bellota, junto a dos de las que más tirón tienen: la de escalibada y la de micuit con mermelada de higos negros.


Para la tarde/noche también hay un buen surtido de raciones y a los aficionados a los quesos fuertes y muy curados seguro que no les va a decepcionar el que ofrecen de Tarancón (Cuenca).



Haga clic para ver otros restaurantes.

Etiquetas