Canciones personalizadas a la venta

La zaragozana Singerfy se convierte en la primera ‘start up’ que recibe financiación de la red de ‘business angels’ aragonesa Araban.

El equipo de Singerfy. Javier Lozano (detrás, segundo por la derecha) y Daniel Martín (abajo, con un portátil) posan con trabajadores de la empresa, que quiere «demostrar una nueva forma de vender música». Hoy suministra a clientes diversos unas 60 cancio
José Miguel Marco

Originalidad. La red de ‘business angels’ aragonesa Araban, una plataforma que conecta a inversores con emprendedores que se presentó en octubre pasado como un proyecto de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) de Aragón, ha dado luz verde a su primera inyección de capital en una ‘start up’. Esta es Singerfy, una compañía especializada en la personalización de canciones para regalar que nació en Zaragoza, participó en Barcelona en un programa de la aceleradora de jóvenes negocios de base tecnológica Conector y ha recibido premios en el VII Salón de la Innovación y el Emprendimiento de Huesca, en octubre pasado, y en la iniciativa Venture on the Road que impulsan el Banco Sabadell y la aceleradora Seedrocket. Cerca de 40 proyectos han llegado a Araban, y tras varias fases de evaluación, asesoramiento, mentorizaje, acompañamiento y presentación de la singular empresa de música a inversores interesados, Singerfy ha completado el camino y se ha hecho con una ronda de financiación de 138.000 euros, que serán empleados fundamentalmente en marketing, en dar a conocer un negocio que destaca por su originalidad y que tiene la ventaja de que puede ser escalable.

Los fundadores. Javier Lozano, abogado, y Daniel Martín, con amplia formación musical, son los fundadores de una empresa que inició su andadura en 2016 sobre la base de una web creada por el segundo de ellos que apostaba por la idea de ofrecer al público la posibilidad de regalar canciones personalizadas a seres queridos. Sus procesos eran más largos y el negocio, aunque novedoso, poco escalable. Presentados por un amigo común, los dos nuevos socios crearon Teregalounacancion.com, empresa con la que empezaron a vender poco a poco canciones para enamorados, para colegios, primeras comuniones, etc. y así fueron creciendo con ideas propias y de sus clientes. Su participación en la aceleradora Conector, entre finales de 2017 y principios de 2018, fue decisiva para dar el salto y proyectar el negocio con una marca global, Singerfy, y un enfoque de comercio electrónico que les permite llegar a cualquier parte del mundo. La compañía ha vendido ya más de 1.700 canciones, con España y Lationamérica como mercados clave.

El capital. Cuenta Javier Lozano que la búsqueda de financiación para su proyecto no ha sido fácil por su tipo de negocio. Sin posibilidad inicial de acceder a fondos de inversión, los ‘business angels’ parecían ser su mejor opción, pero para convencer a esos ‘ángeles de los negocios’ había que tener más tiempo del que ofrece un ‘elevator pitch’, ese dicurso corto de duración –como una conversación en un ascensor– propio de eventos de emprendedores. Por ello agradece que en Araban haya tenido la oportunidad de explayarse... y convencer. Eso ha hecho que ahora Singerfy tenga 36 socios: 5 de ellos relevantes, la aceleradora Conector y los que entran ahora de modo sindicado a través de Araban. «Su aportación es más de ‘angel’ que de ‘business’, lo importante es el valor que nos dan con consejos o presentándonos a gente», apunta Lozano.

Los cantantes. Javier Lozano y Daniel Martín componen canciones, pero los cantantes que las interpretan trabajan en sus estudios de grabación. Entre estos están Pedro Elipe (que participó en un proceso para Eurovisión), Paula Pérez (que sorprendió en ‘El hormiguero’) y Verónica Robledano. Por un mínimo de 49 euros ellos pueden dar voz profesional -vía https://singerfy.com - al regalo para un enamorad@, un neocomulgante y a los novios de una boda. O lo que se tercie.

Etiquetas