Casa Matachín se convierte en Aldelís

Con la marca, el grupo Padesa, en el que está integrada la empresa aragonesa, quiere unificar su producción bajo una misma denominación para ser más fuerte en el mercado y adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores.

 

 

Nueva marca con la que Aves Nobles y Derivados comercializará sus productos a partir de 2019
A. N. D.

A partir del nuevo año, la empresa aragonesas Aves Nobles y Derivados, dedicada a la producción de elaborados de pollo y pavo) no estará presente en el mercado con su marca Casa Matachín. Sus productos lucirán a partir de 2019 una nueva denominación, Aldelís, con la que la oferta del grupo Padesa, en la que está integrada la firma zaragozana, se fusiona bajo una misma marca. El objetivo es dar volumen a la empresa presentándose en el mercado con un solo nombre, que responde a la necesidad de la empresa de adaptarse a las nuevas tendencias del mercado y a las demandas de los consumidores.

Así lo explicaron el consejero delegado de Padesa, José Ramón Centelles, y el director general de Casa Matachín, David Botaya, en una multitudinaria cena celebrada la noche del martes en Zaragoza a la que asistieron clientes y proveedores de este grupo y que sirvió para presentar en sociedad esta nueva marca “innovadora, moderna, fresca, gastronómica, dirigida a todas aquellas personas que disfrutan comiendo y cuidando de su alimentación”.

El cambio ya ha comenzado, pero Aldelís irá sustituyendo progresivamente a Casa Matachín tanto en el mercado nacional como internacional hasta que su implantación esté totalmente culminada previsiblemente en el próximo mes de enero. “Nuestra marca siempre estará presente entre nosotros, pero este proceso de cambio ha sido largo y nos ha dado mucho tiempo a interiorizarlo. Además estamos convencidos de que es una buena marca que va a funcionar muy bien en el mercado”, señaló Botaya. “Nuestro objetivo es consolidar el grupo en torno a esta nueva marca”, apuntó Centelles que destacó las virtudes de la empresa aragonesa por la que Padesa se abrió camino en Aragón hace ya más de 20 años y que se ha convertido, insistió, “en una de las más avanzadas industrias de productos elaborados”.

Los representantes de Aves Nobles y del grupo Padesa señalaron además que la nueva marca “refuerza a través de su imagen su compromiso con el medio mediante”. Prueba de ello, destacó Botaya, es que “se ha procedido a implantar en todos los productos la bandeja transparente, que permite un mejor reciclado de la misma”, explicó el director general, que detalló que se ha disminuido la superficie de etiquetado en un 18% “reduciendo así el consumo de papel”.

Nueva planta en Plaza

La presentación de la nueva marca sirvió también de escenario para recordar la buena marcha de la empresa aragonesa, que este año tiene previsto incrementar su facturación en un 15% y que se haya en pleno proceso de construcción de una nueva y moderna planta de 20.000 metros cuadrados, construidos sobre una parcela de 50.000 metros cuadrados situada en la plataforma logística de Zaragoza (Plaza). Unas nuevas instalaciones dotadas de las más modernas tecnologías situará su actividad de almacenaje, logística y frío, y que generará unos 150 nuevos empleos, que se sumarán a los 550 trabajadores directos que forman la plantilla de la firma fundada en 1990 en Zaragoza.

Casa Matachín, que dispone de un centro productivo en Mercazaragoza que seguirá manteniendo, teniendo previsto que las obras de la nueva planta “que van a buen ritmo” estén terminada en verano de 2019. “Después realizaremos el traslado de las líneas porque nuestra intención es que podamos inaugurarla en el mes de septiembre del próximo año”. Botaya explicó que con la nuevas instalaciones no solo crecerán en producción, sino que además podrán mejorar los procesos “para ser más eficientes y ofrecer un mejor servicio a los cliente”.

Etiquetas