¿Crecerá la venta de leche de Aragón al tener que informar sobre su origen en la etiqueta?

El sector ganadero ha visto reconocido sus esfuerzos con esta normativa, que acaba de entrar en vigor, pero aseguran que no será la panacea para recuperar las explotaciones en Aragón.

¿Crecerá la venta de leche de Aragón al tener que informar sobre su origen en la etiqueta?
Luis Ángel Tejedor

A partir de 2019, será obligatorio incluir la indicación del origen de la leche en el etiquetado de los productos lácteos. El Consejo de Ministros aprobó, el pasado 21 de septiembre, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, un real decreto por el que se establece esta normativa con la que se pretende aportar transparencia e información del origen de los alimentos al consumidor. “Ayuda a que las personas estén más y mejor informadas a la hora de elegir los alimentos que compran, sobre todo en un producto de gran consumo como es la leche y sus derivados”, celebra la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en una nota de prensa. Pero no solo los consumidores resultarán favorecidos, sino que los ganaderos por fin verán reconocidos sus esfuerzos, ya que esta medida había sido una histórica reclamación del sector ganadero.

Por este motivo, esta ley puede suponer un reconocimiento para el sector lácteo, que pasa por un momento poco agradable debido a la perdida de las explotaciones más pequeñas. Concretamente, en Aragón se estima que quedan apenas 60 explotaciones en toda la Comunidad, menos de la mitad que hace algo más de una década, ya que muchos ganaderos han decidido vender sus vacas o jubilarse. “Se trata de un sector que ha perdido la mayoría de las pequeñas explotaciones, debido a que los costes de producción son más altos que lo que se recibe por el producto”, explica Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca. “Solo hay que observar que un litro de agua es, en ocasiones, más cara que uno de leche, y criar a una vaca tiene más costes”.

Ante esta situación, el sector recibe de buen agrado la nueva normativa, pero asegura que no va a ser lo que haga resurgir a las explotaciones. “Todo lo que esté relacionado con aumentar la seguridad alimentaria y la información al consumidor es favorable tanto para ganaderos como para agricultores, pero eso no significa que esto vaya a ser la panacea para el sector”, razona Luna. Por este motivo, alega: “Para que renazca se debe trabajar en políticas conjuntas que aborden el problema de la globalización y del intercambio de productos entre los países”. Y es que como suele ser habitual en el sector primario, los precios no los establecen los productores y el precio final, el que paga el consumidor, dista demasiado con el de origen.  

Por este motivo, según fuentes del sector, la nueva ley no va a hacer que la producción de los lácteos aumente en Aragón. “Necesitamos sentarnos todos los agentes implicados y ver cómo relanzar al sector, el tema del etiquetado es muy positivo, pero no es la solución, al menos para Aragón”, afirma presidente de Asaja Huesca. En cambio, el Ministerio de Agricultura se mostró más optimista y anunció que un 86% de las empresas distribuidoras españolas piensan que la posibilidad de que el usuario vea que el producto es español incrementará sus ventas.

 

Etiquetas