Drones y sensores para delimitar las vías pecuarias

La Sociedad Española de Pastos celebra su 57 reunión científica en Teruel reivindicando la trashumancia.

Decomisan un dron por sobrevolar sin autorización en Mobile

La Sociedad Española de Pastos utilizará las nuevas tecnologías para la elaboración de un registro estatal de las vías pecuarias, algunas de las cuales han desaparecido o han sido alteradas a lo largo de los años por obras públicas y construcciones. Y entre esas herramientas se baraja el uso de drones y sensores remotos para delimitar y localizar los pasos ganaderos ancestrales. Este es uno de los proyectos que ayer anunció la presidenta de la Sociedad Española de Pastos, Sonia Roig, poco antes del acto de inauguración de la 57 Reunión Científica que la entidad desarrolla en Teruel durante esta semana.

Roig dijo que la Sociedad de Pastos, constituida en 1960, viene reivindicando la presencia de las cañadas reales y del pastoreo trashumante porque, a su juicio, resultan "claves", en primer lugar, para el mantenimiento del patrimonio natural, y, en segundo, para fomentar la ganadería extensiva. "Es un instrumento de obtención de bienes y servicios necesarios para el bienestar de nuestra sociedad", precisó.

Despoblación

Las vías pecuarias y la práctica de la trashumancia se consideran, igualmente, elementos decisivos para la lucha contra la despoblación. De hecho, la ganadería extensiva como una herramienta para evitar la regresión demográfica en el medio rural y propiciar la sostenibilidad ambiental es uno de los temas planteados en el encuentro científico que ayer dio comienzo con la presencia del consejero de Desarrollo Rural, Joaquín Olona. En la reunión se dan cita 150 investigadores.

Joaquín Olona calificó de "preocupante" la tendencia regresiva de la ganadería extensiva que se registra en la actualidad, por lo que sostiene como "absolutamente imprescindible" la modificación en profundidad de la Política Agraria Común (PAC) "para que no haya una obstrucción al desarrollo y mantenimiento de la misma". El consejero matizó, no obstante, que tanto el sector como la propia administración se "tienen que adaptar a las nuevas circunstancias sociales y ambientales".

Para el consejero es fundamental, además, la eliminación de los derechos históricos para que, en el caso del sector ganadero, las ayudas de la PAC se puedan concentrar "en los ganaderos que siguen trabajando". Mientras se debate la reforma de la PAC, cuyas negociaciones no han hecho más que empezar, Olona subrayó que se han planteado una serie de medidas paliativas para frenar el declive del mundo rural. Entre ellas, citó las ayudas a jóvenes para la modernización de sus explotaciones y un incremento de las que se conceden a las zonas de montaña, que en la provincia de Teruel tienen una gran repercusión.

Etiquetas