Opel podrá ahorrar hasta el 50% del coste del nuevo Corsa, afirma Lohscheller

El presidente de la marca alemana destaca que las sinergias con PSA se notarán en vehículos como el de Figueruelas.

GM fabricará el nuevo Corsa y el Adam desde 2019 en Zaragoza, que dejará de hacer el Mokka
Guillermo Mestre

Ya lo dijo el presidente del grupo francés PSA, Carlos Tavares, en su reciente visita a la planta zaragozana de Figueruelas y este lunes lo corroboró el presidente y consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller. La firma alemana está mejorando sus costes de fabricación desde que forma parte de la multinacional francesa gracias a las sinergias que genera la posibilidad de compartir plataformas.

Los coches que Opel sacará a partir del próximo año, entre ellos el nuevo Corsa, que se ensamblará en Figueruelas, podrán ahorrar en su desarrollo entre un 20% y un 50% en comparación con las versiones anteriores, según se informó ayer en la primera de las sesiones ‘Tech Day’ que el fabricante alemán celebra en su sede central de Rüsselsheim, tal y como informaron medios alemanes.

Michael Lohscheller dijo que el nuevo Corsa que saldrá el próximo año podría desarrollarse por la mitad de los costes que tenía cuando la marca alemana era propiedad del fabricante estadounidense General Motors. El presidente de Opel, que en febrero pasado confirmó en Madrid que la sexta generación del utilitario superventas de la marca alemana se montará en Zaragoza desde 2019 y su versión eléctrica desde 2020, se refería al coste material del vehículo. Las plataformas de los coches, apuntó ayer la propia firma, representa el 60% de los costes materiales de los vehículos al ser compartidas por varios modelos.

Motores

Opel, por otro lado, anunció que más de 79 de sus motorizaciones ya cumplen la nueva normativa europea de emisiones Euro 6d-Temp, que será de obligatorio cumplimiento para todos los automóviles matriculados a partir de septiembre de 2019.

Según informó en un comunicado, la marca alemana desempeña un papel de liderazgo en la implementación del futuro estándar europeo de emisiones, que incluye las Emisiones Reales de Conducción (RDE, por su siglas en inglés). "La rápida transición de Opel a Euro 6d-Temp es parte de nuestro objetivo de asumir un papel de liderazgo en la reducción de emisiones de nuestros automóviles", explicó el director general de Ingeniería de la firma, Christian Müller.

Por su parte, los motores de gasolina y gas licuado del petróleo (GLP) que ya cumplen con la nueva normativa están disponibles en toda la gama de modelos de Opel, así como las versiones diésel que ya cumplen la ley europea. Además de una variedad de motores desarrollados de manera reciente, Opel también está incorporando nuevas tecnologías a los propulsores actuales, con el fin de "optimizar aún más" el post-tratamiento de los gases de escape para cumplir con la normativa Euro 6d-Temp. "Los próximos pasos son cuatro modelos electrificados para 2020, incluida la próxima generación de Corsa", dijo Müller.

Etiquetas