Opel ya no echa de menos a GM

La marca alemana saca pecho de su integración en el grupo PSA

 

 

“No solo estamos más cerca de París que de Detroit. Estamos más integrados ahora en nuestra matriz”. Con estas palabras ha definido este martes Christian Müller, director de Ingeniería de Opel, la nueva realidad de la marca alemana, integrada desde agosto del año pasado en el grupo francés PSA. Lo ha hecho en Rüsselsheim, sede central de la marca del rayo, en el marco de la jornada ‘Tech Day’, organizada por la compañía para dar cuenta de la evolución del plan de reestructuración ‘PACE!’ y, sobre todo, recalcar la apuesta de PSA por el centro de desarrollo de Opel, ubicado aquí.

MichaelLohscheller, presidente y consejero delegado de la marca alemana, ha hecho hincapié en este mensaje al presentar la jornada a los periodistas extranjeros presentes. “Queremos demostrar los beneficios de pertenecer al grupo PSA”, ha dicho, y en ese sentido se ha referido a la próxima generación del Corsa, modelo que se ensamblará en la planta zaragozana de Figueruelas desde finales de 2019. “Con el plan ‘PACE!’ estamos progresando mucho en poco tiempo, y el Corsa es un ejemplo de ello”, ha señalado Lohscheller, que ha precisado que en esta edición del utilitario su desarrollo será un 50% más barato que en la anterior, que se hizo aún con General Motors.

En la presentación inicial de la jornada se ha recalcado asimismo la apuesta por la electrificación de PSA en general y de Opel en particular, campo en el el que el Corsa, con su versión eléctrica desde 2020, está llamado a tener protagonismo. Cuatro modelos de la marca del rayo, se ha reseñado, incluirán electrificaciones desde 2020, entre ellos el nuevo Corsa y el Grandland X, el hermano mayor de los SUV o ‘todocaminos’ de la compañía.

Etiquetas