Arento tiene que concretar su plan de viabilidad si quiere disponer del aval del Gobierno

El Ejecutivo mantiene su compromiso de apoyo al grupo alimentario, inmerso un plan de reestructuración de su deuda.

El Gobierno autoriza a Aragón a dar un aval de hasta 14,4 millones de euros al grupo Arento
Toni Galán

El plan presentado por Arento no es todavía suficiente para lograr el aval al que se comprometió el Gobierno aragonés para respaldar su reestructuración financiera.

"Tenemos que ajustar cuestiones técnicas", explicó el presidente del grupo cooperativo agroalimentario, Enrique Arcéiz, tras las reunión mantenida ayer con representantes del Ejecutivo regional y con Deloitte (consultora que está elaborando el documento). Según Arcéiz los problemas que están dilatando este proceso son "aspectos de redacción", por lo que se mostró confiado en que estén resueltos a lo largo de esta semana y se pueda disponer el aval de 14,4 millones de euros que ofreció el Gobierno autonómico cuando el grupo cooperativo reconoció a finales del pasado año su complicada situación financiera y su necesidad de poner en marcha un amplio proceso de reestructuración.

Sin embargo, según reconocieron fuentes próximas a la operación, la aprobación o no del aval no es una cuestión de "una coma y dos acentos". El Gobierno, aseguraron estas fuentes, quiere un nivel de concreción mayor en el obligado plan de viabilidad que la empresa tiene que presentar. Una obligación que no exige porque sí el Ejecutivo regional, sino que está recogida en la Ley de Hacienda de Aragón, que exige que para conceder un aval público es necesario que el proyecto empresarial presente un completo documento en el que acredite su viabilidad futura. Porque es probable que el aval no se ejecute, dicen estas mismas fuentes, pero si así sucediera se trata de 14,4 millones de euros de las arcas públicas que hay que justificar.

De cualquier modo, las fuentes consultadas aseguran que el Ejecutivo mantiene toda las puertas abiertas y el compromiso firme adquirido con Arento, y, por lo tanto, en cuanto se cumplan los requisitos exigidos se formalizará. Así lo aseguró hace unos días el propio presidente, Javier Lambán, que aseguró que la DGA ya tiene listo y autorizado por parte del Estado el aval de 14,4 millones de euros, pero detalló que está a la espera de que el grupo concrete "determinados requisitos jurídicos y técnicos" en el plan de viabilidad requerido.

Por su parte, el máximo representante del grupo agroalimentario recordó que se están cumpliendo los plazos previstos para concluir lo antes posible la reestructuración de su deuda, que ya ha sido negociada con un ‘pool’ bancario del que forman parte un total de 19 entidades.

Etiquetas