Lérida concentra la mayor parte del reciclaje de neumáticos recogidos en Aragón

El cierre de Gesneuma, empresa del grupo López Soriano, obliga a realizar la valorización fuera de la Comunidad

El reciclaje de neumáticos ya no se realiza en Aragón
José Miguel Marco

Resuelto definitivamente el contrato de servicio público de valorización de neumáticos fuera de uso que realizaba la empresa Gesneuma, del grupo López Soriano, en el Parque Tecnológico del Reciclado (PTR) de Zaragoza, el reciclaje de este material se produce desde el año pasado fuera de Aragón. La empresa Gestión Medioambiental de Neumáticos (GMN), del grupo Comsa y ubicada en Maials (Lérida), es hoy la compañía que recicla la cantidad más elevada de este residuo que se recoge en las provincias aragonesas, si bien son cinco en total las plantas encargadas de una labor que antes solo ejecutaba Gesneuma.

Fuentes de Signus Ecovalor y TNU, entidades encargadas de gestionar el proceso de recogida de neumáticos fuera de uso y de su posterior envío a las plantas encargadas de su valorización, confirmaron este miércoles el alcance de una actividad que en Aragón ha cambiado desde que el Gobierno de esta comunidad autónoma acordara definitivamente en octubre de 2016 resolver el contrato de servicio público que realizaba desde mayo de 2008 Gesneuma pese a que se había firmado para 25 años.

Recitire, firma que recoge por encargo de Signus el 75% del neumático de reemplazo que sale de Aragón, envía ese material a la planta de GMN en Lérida, que desde hace más de un año es la encargada de valorizar ese residuo que llega de nuestra comunidad autónoma. En 2017, según fuentes de Signum, fueron recicladas cerca de 7.700 toneladas de neumáticos, una cifra similar a la del año anterior (7.751 toneladas en total, de las que 1.147 toneladas se destinaron a la reutilización, tanto para la venta de ocasión como para su recauchutado).

Trasladar el residuo recogido en Aragón a la planta de GMN en Lérida sale más caro que enviarlo –como se hacía antes– al PTR, "pero hemos ahorrado en costes de valorización porque la tarifa de Gesneuma era más cara", indicó ayer a este diario Gabriel Leal, director general de Signum. Lo mismo ocurre al otro gestor del proceso de reciclaje de neumáticos, TNU, cuyo director operativo, Javier de Jesús Landesa, constató que la valorización de la empresa zaragozana resultaba más costosa a su compañía, entre otras razones porque antes había que pagar una tasa del Gobierno de Aragón. Este, por su parte, afirma que el residuo está hoy "controlado y bien gestionado", aunque no exista un servicio público.

Los neumáticos fuera de uso recogidos en Aragón en el marco del proceso que gestiona TNU (que representa un 25% del total) se envían a cuatro plantas, según explicó Landesa. Están ubicadas en Barcelona (Alfredo Mesalles), Valladolid (Ecocastilla), Valencia (Emilio López) y Alicante (Insa). Al tratarse de empresas que recogen los neumáticos, resulta muy práctico que ellas mismas los reciclen al contar con plantas adecuadas para ello.

Una planta desaprovechada

La planta de reciclaje de neumáticos de Gesneuma fue inaugurada en mayo de 2008. Estuvo en marcha más de ocho años pero hoy está cerrada y desaprovechada. El actual Ejecutivo aragonés resolvió el contrato de servicio público tras indicar que la empresa no estaba reciclando el 100% del residuo y su nivel de almacenamiento era excesivo, según el departamento de Desarrollo Rural. Gesneuma recurrió esa decisión y tiene activos varios procesos jurídicos contra la DGA. Al margen de lo que decida la Justicia, el grupo López Soriano quiere que la planta del PTR sea habilitada como gestora privada del residuo, con la explotación del propio grupo o de un tercero.

Etiquetas