“El concepto 'China copia' ha cambiado”

Manuel Teruel, Sergio Samper, Pedro Pablo Andreu y Miguel Ángel Duro cuentan sus experiencias de éxitos en una mesa redonda en el foro 'Aragón y el mercado asiático'.

Mesa redonda de casos de éxito de empresas aragonesas en el mercado asiático.
Guillermo Mestre

Algunas llegaron a China en los años 80 conscientes de que su producto sería copiado con el tiempo. “Por ello íbamos con suficiente margen para no perder dinero”, ha señalado Manuel Teruel, presidente de la empresa aragonesa Taim Weser. “Pero las cosas ya no son como entonces”, ha indicado el también presidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza. “El concepto ‘China copia’ ha cambiado, ahora la tecnología es universal, las empresas industriales no patentamos nada”, ha recalcado Teruel.

Cada vez son más las empresas aragonesas que apuestan por trabajar en mercados asiáticos. Se trata, sin duda, del ámbito territorial que más oportunidades de negocio ofrece actualmente. Es, de hecho, el sexto destino de las exportaciones que proceden de nuestra comunidad autónoma. Pero trabajar ahí no es fácil. Hay que lidiar con burocracia. Contar con gente que sea capaz de resolver problemas continuamente. Renunciar, a veces, a ciertas ganancias para hacerte con el apoyo de buenos distribuidores. De eso han hablado en una mesa redonda en el foro ‘Aragón y el mercado asiático’ Manuel Teruel y los representantes de otras tres compañías de la región. Firmas como el Grupo Jorge, uno de los más importantes exportadores de producto porcino a China, o como Fersa, fabricante zaragozano de rodamientos para vehículos que cuenta con una fábrica en territorio chino y recientemente constituyó una ‘joint venture’ para incrementar su negocio en ese país.

Sergio Samper, del Grupo Jorge, valoró el papel que realiza la Terminal Marítima de Zaragoza (TMZ) en el papel exportador de su compañía. “Está disponible para todas las empresas aragonesas y a nosotros nos permite ser más competitivos para ir a un país como China”, ha dicho. Miguel Ángel Duro, consejero delegado de TMZ Services, que también ha participado en la mesa redonda de experiencias aragonesas, ha valorado el cumplido y ha dado cuenta de otros detalles de su actividad. Con orgullo ha recordado el trabajo que se realizó en su día para traer a Zaragoza componentes del Opel Mokka desde Corea para su traslado a la fábrica de la compañía automovilística en Figueruelas para su montaje a tiempo.

Desde el público se les ha preguntado a los participantes sobre cómo trabajar en China y qué supone hacerlo en un país que “no respeta los derechos humanos”. Pedro Pablo Andreu, director de Operaciones de Fersa, ha dicho que él solo podía asegurar que “los 212 trabajadores que tenemos ahí están bien cuidados, con sueldos dignos y que reciben continuamente formación”. Un aplauso ha coronado su intervención.

- Ir al especial Aragón y el mercado asiático

Etiquetas