Cuenta atrás para la puesta en marcha del tranvía de Luxemburgo, construido en Zaragoza

La primera fase del convoy construido en la planta zaragozana de CAF entra en servicio el 10 de diciembre próximo. 

CAF logra un pedido de trenes para el Reino Unido por 200 millones
CAF

El tranvía de Luxemburgo, construido en la planta zaragozana de CAF, realiza estos días las últimas pruebas después de varias semanas de comprobación del trazado. El fin es garantizar la operación comercial el 10 de diciembre de 2017, fecha en la que entrará en servicio al público la primera parte de la línea, entre LuxExpo y el Puente Rojo (oficialmente el Puente de la Grande Duchesse Carlotte).

Esta línea, de unos tres kilómetros de longitud y con ocho paradas recorre la meseta de Kirchberg de la capital del Ducado de Luxemburgo. La empresa CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles) con sede social en Beasáin (Guipúzcoa), se hizo en 2015 con el contrato de suministro de 21 tranvías para la ciudad de Luxemburgo, por un importe de unos 83 millones de euros.

El Consejo de Administración de LUXTRAM elige en mayo de 2015 a CAF frente a otras ofertas de empresas como la francesa Alstom y la suiza Stadler al obtener la mayor puntuación técnica y la oferta financiera más ventajosa. El contrato incluye el suministro de 21 convoyes de alta capacidad para hasta 450 personas, con posibilidad de varias fases de ampliación.

Los primeros tramos de vía se comienzan a colocar en el primer trimestre de 2016 y, tras la entrega del primer tren en 2017, se han iniciado las pruebas. Se trata de un proyecto, cuya licitación se inicia a finales del 2014, que incluye la supresión del sistema de toma aérea de energía entre el Puente Rojo y la estación central de Luxemburgo.

CAF ha construido los tranvías que prestan servicio en varias ciudades europeas como Estocolmo, Birmingham, Nantes, Besançon, Nápoles o Zaragoza. Además, fabrica 26 tranvías ligeros de 5 módulos tipo LRV para la conocida como Purple Line, en el estado norteamericano de Maryland, y el encargada del suministro de 18 trenes de 6 coches cada uno a la ciudad ecuatoriana de Quito.

Asimismo, tiene un proyecto en Australia para realizar la red tranviaria de Sydney y otro en Camberra para el suministro y mantenimiento durante 20 años de 14 tranvías, dentro de un proyecto que incluye la construcción de una nueva línea de tren ligero para la ciudad.

Proyecto complejo

El tranvía de Luxemburgo es un proyecto emblemático para la ciudad, destinado a reducir la enorme densidad de tráfico de autobuses urbanos y regionales que circula por el centro de la capital en las horas punta, en particular en el eje que une la estación central de ferrocarril con la meseta de Kirchberg. Más de 160.000 personas cruzan la frontera desde los tres países limítrofes para acudir a trabajar a Luxemburgo, país que cuenta con una población de unos 570.000 habitantes; equivaldría a que en España entrasen -y saliesen por la tarde- diariamente unos 13 millones de personas a trabajar.

Precisamente es en la meseta de Kirchberg donde se desarrolla toda la primera fase, ya que discurre desde su extremo noreste (la Feria de Exposiciones de Luxemburgo, LuxExpo, donde se sitúa la estación fin de línea) hasta el suroeste (el puente de la Grande-Duchesse Charlotte o puente rojo) o, más concretamente, hasta la estación superior del nuevo funicular de Pfaffenthal, que unirá un nuevo apeadero del ferrocarril que recorre la pared de la meseta de Kirchberg a media ladera con la parte superior de la meseta de Kirchberg (la estación de Pfaffenthal es el comienzo de línea en esta fase; en total son ocho las estaciones de este primer tramo). La apertura del funicular deberá coincidir con la de la línea del tranvía.

La meseta de Kirchberg es una de las tres en que se extiende esta ciudad de compleja orografía, separadas las tres por los profundos valles del Alzette y la Petrusse. Se urbanizó y unió al casco antiguo para la construcción de las sedes de las instituciones y organismos de la Unión Europea sitos en Luxemburgo (Tribunal de Justicia, Tribunal de Cuentas, Banco Europeo de Inversiones, más las sedes de la Comisión Europea y los servicios administrativos del Parlamento Europeo).

Se une al centro histórico mediante el elevadísimo puente sobre el Alzette dedicado a la Grande-Duchesse Charlotte, personaje clave en la preservación de la independencia de Luxemburgo tras la invasión nazi. En la actualidad, Kirchberg se ha convertido en una de las zonas de expansión de la ciudad, con zonas residenciales, pero, sobre todo, con modernos edificios que albergan sedes de bancos y consultoras, además de la Feria, la nueva sede de la Biblioteca Nacional y el mayor centro deportivo del país, La Coque.

La siguiente fase del tranvía, ya en construcción, atravesará el centro de la capital y cruzará el valle de la Petrusse hasta enlazar la estación central y el populoso barrio de Bonnevoie. En los puentes por los que discurre el recorrido ya se han instalado las vías. Una tercera fase, hasta completar los 21 kilómetros de su longitud final, unirá la estación de LuxExpo con el aeropuerto internacional de Findel, por el lado noreste, y se extenderá hasta la nueva zona de oficinas de Cloche d'Or, al sur de la ciudad.

Etiquetas