Los empresarios confían en que la huelga general en Cataluña tenga una “incidencia mínima” en Aragón

No esperan grandes afecciones ya que la protesta de este miércoles no cuenta con el apoyo de los sindicatos mayoritarios ni de las patronales.

Imagen de archivo de carreteras cortadas durante la huelga general en Cataluña el pasado 3 de octubre
EFE

Hace apenas un mes, el pasado 3 de octubre, los efectos de la huelga general convocada en Cataluña se dejaban sentir en Aragón. No en vano ambas comunidades mantienen unas fuertes relaciones comerciales que generan un intenso tráfico de mercancías, especialmente por carretera, por lo que la protesta convocada por sindicatos y organizaciones independentistas en protesta por la actuación policial el        1-O, complicó el trabajo a los transportistas aragoneses que tuvieron que sortear las numerosas dificultades que provocó el corte de carreteras, algunas de ellas importantes vías de conexión con Aragón.

El sindicato minoritario Intersindical-CSC ha vuelto a convocar una huelga general en Cataluña. Será este miércoles 8 de noviembre, pero en esta ocasión no cuenta con el apoyo de los sindicatos mayoritarios ni de las organizaciones empresariales. Incluso la patronal Fomento del Trabajo ha presentado un recurso contencioso administrativo para pedir que se declare ilegal por entender que la protesta tiene unicamente motivaciones políticas. 

Ante este escenario, los empresarios aragoneses confían en que la incidencia de la huelga “sea mínima” en la Comunidad. El presidente de CEOE Aragón, Fernando Callizo, recuerda que no es una huelga “en absoluto mayoritaria, sino únicamente convocada por un sindicato minoritario y algún grupo independentista”. Callizo considera además que es posible que no llegue a producirse si el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña estima, como ha planteado Fomento del Trabajo, que se trata de una huelga política y no por motivos laborales, lo que ha provocado además el desmarque de los sindicatos. “Esperemos, en todo caso, que no haya incidentes ni cortes de carreteras, que son los que podrían causar problemas para empresas aragonesas, especialmente del sector del transporte y la logística”, insiste Callizo, que recuerda que en la protesta del pasado 3 de octubre la afección “se produjo más por esa parte que por paros en las empresas proveedoras o clientes, que mayoritariamente estuvieron trabajando”.

"Menos importancia"

El sector del transporte encara también la jornada de protesta con tranquilidad. “Le hemos dado menos importancia, quizá porque en octubre la convocatoria de huelga fue más por sorpresa”, señala el presidente de la Asociación de Transportes Discrecionales de Mercancías de Aragón (Tradime Aragón), Santiago López-Montenegro, que señala que el sector no ha previsto “ninguna operativa especial”. López-Montenegro no descarta que no puedan producirse alguna incidencia “aislada y en zonas puntuales”, pero confía en no se vuelvan a vivir las situaciones que tuvieron que soportar numerosos transportistas aragoneses retenidos en las carreteras por el corte de arterias principales entre ambas comunidades.

Desde Mercazaragoza prevén “normalidad”, la misma que se vivió durante la protesta del pasado mes de octubre, cuando la plataforma alimentaria trabajó sin dificultades, porque, como es habitual cuando se sabe de la convocatoria de una huelga, las decisiones de transporte se toman con antelación. No se esperan tampoco problemas en la Terminal Marítima de Zaragoza, ya que si bien es cierto que esta infraestructura mantiene conexiones con los puertos españoles, entre ellos el de Barcelona, la actividad también se desarrollo sin contratiempos en la pasada jornada de huelga.

Etiquetas