Menu lateral amp
Pensiones

Báñez propone que las pensiones suban un mínimo del 0,25% y un máximo del IPC más el 0,25

La ministra de Empleo y Seguridad Social ha propuesto que el factor de sostenibilidad, que adecuará las pensiones a la esperanza de vida, empiece a aplicarse en 2019.

Efe. Madrid Actualizada 03/09/2013 a las 09:58


La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha propuesto este lunes un nuevo sistema de revalorización de las pensiones que no se base solo en la evolución de la inflación, sino también en los ingresos y gastos del sistema, así como en su situación de déficit o superávit.

En rueda de prensa tras reunirse con patronal y sindicatos, ha explicado que el nuevo Índice de Revalorización de Pensiones -que espera consensuar con los agentes sociales y con los grupos en el Pacto de Toledo- entrará en vigor en 2014 y establecerá un suelo que evite la bajada o congelación de las pensiones, que será del 0,25 %.

De la misma manera, se establecerá un techo máximo de subida que será del IPC más el 0,25 %. 

La fórmula de revalorización, además de los mencionados parámetros, tendrá también en cuenta el "efecto sustitución", el número de pensionistas que entran en el sistema respecto a los que salen.

La ministra ha explicado que el nuevo indicador cumple con la recomendación segunda del Pacto de Toledo que solicita estudiar la posibilidad de utilizar otros índices de revalorización basados, entre otros, en el crecimiento de los salarios, la evolución de la economía o el comportamiento de las cotizaciones.

Según Báñez, la fórmula propuesta permitirá que ningún pensionista presente o futuro vea mermada su pensión por la aplicación de este índice y tenga siempre un incremento, "independientemente de la situación económica".

En su opinión, esta fórmula dará "confianza, certidumbre y tranquilidad a los pensionistas y evitará adoptar medidas drásticas en los ciclos bajos.

Respecto a la revalorización de las pensiones este año, la ministra ha señalado que el IPC quedará en 2013 entre el 0,8% y el 1%, situación que permitirá que el 70% de los pensionistas a los que se les subió un 2% la prestación a comienzos de año ganarán poder adquisitivo.

En estas circunstancias, el resto de pensionistas, que cobran más de 1.000 euros y a los que se les incrementó la prestación un 1% a comienzos de año, "no perderán poder adquisitivo".

También ha propuesto a los agentes sociales que el factor de sostenibilidad, que adecuará las pensiones a la esperanza de vida, empiece a aplicarse en 2019.

Tras la reunión que ha mantenido Báñez junto con el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, y con los responsables de política social de la patronal y los sindicatos, la ministra ha dicho que el objetivo es que "ante contribuciones iguales de todos los españoles, los de hoy y los de mañana reciban prestaciones similares".

Báñez ha explicado que el año en que un trabajador se jubile se tendrá en cuenta la esperanza de vida y se multiplicará por un coeficiente corrector de esa esperanza de vida.

Ha indicado que debe haber una "solidaridad entre generaciones" y ha reiterado que esta fórmula se revisará cada cinco años y se aplicará de una sola vez, en el momento de la entrada en vigor de la jubilación de cada trabajador a partir de 2019.

La ministra ha sido tajante al asegurar que "no afectará" a los pensionistas que ya cobran una jubilación y solo a los futuros.

Asimismo, ha dicho que la propuesta que será negociada con los agentes sociales y con los partidos políticos en el Pacto de Toledo, "no conllevará aumentar la edad de jubilación, respetará los derechos adquiridos de los pensionistas" e introduce un índice que es objetivo y que se libra de decisiones políticas futuras".

Báñez ha añadido que la decisión de que este factor de sostenibilidad entre en vigor en 2019 se ha tomado porque es más equilibrado "en términos económicos y sociales".

La ministra ha reiterado que el sistema de pensiones español seguirá siendo público y de reparto y en ningún caso el Ejecutivo pretende privatizar el sistema y ha incidido en que esta nueva reforma fortalece el modelo para que haya pensiones dignas hoy y mañana.

Por otra parte, ha avanzado que esta propuesta sobre el factor de sostenibilidad no implica que no pueda haber otras reformas futuras del modelo del sistema de la Seguridad Social que pueda incidir sobre los ingresos.

Tras la reunión, los sindicatos ya han avanzado que la negociación no será fácil y que intentarán modificar las dos propuestas, mientras que la patronal no ha querido valorarlas hasta conocerlas en detalle y ha reclamado que sean fruto del diálogo social.

La secretaria de Política Social de UGT, Carmen López, ha alertado de que el nuevo indicador de revalorización de las pensiones supondrá una pérdida de poder adquisitivo ya que no subirán igual que el IPC, sino que tendrán un límite.

El secretario confederal de Protección Social y de Políticas Públicas, Carlos Bravo, también ha insistido en que "no es imprescindible" abordar ahora la reforma de las pensiones y ha mostrado su temor de que los nuevos cambios sólo persigan utilizar el sistema de pensiones para controlar el déficit público mediante ajustes presupuestarios.

La directora del departamento sociolaboral de CEPYME, Teresa Díaz de Terán, ha apelado a la participación activa de las organizaciones patronales en el diálogo social durante las últimas décadas y ha dejado claro, sin entrar a valorar las propuestas del Gobierno, que trabajarán por el mantenimiento del sistema de pensiones público. 




Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual