Menu lateral amp
Mercado laboral

El 95% de los demandantes de empleo solo están dispuestos a trabajar en Aragón

El 78% de los aragoneses registrados en el Inaem solo solicitan trabajo en un municipio, comarca o territorio concreto, mientras que únicamente el 3,2% busca en toda España y un 1,7% en el extranjero.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 26/08/2013 a las 15:25
La plataforma 'Juventud sin Futuro' denuncia las escasas opciones laborales de los jóvenesA. ALCORTA


La situación económica, el desempleo y la falta de oportunidades laborales han hecho que muchos aragoneses se planteen trasladarse a otras ciudades, regiones o incluso al extranjero para encontrar trabajo. Cada vez son más los que sopesan la opción de hacer la maleta y probar suerte fuera de Aragón o de España, e incluso los que finalmente lo hacen, pero los datos oficiales del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) revelan que tampoco son tantos los que están dispuestos a dejar la Comunidad en busca de un trabajo. Al menos, siguiendo los cauces públicos, ya que buena parte de los que optan por la emigración lo hacen sin inscribir su nombre en ningún registro.

Según las cifras que maneja el Inaem, el 95% de los aragoneses que demandan empleo en sus oficinas solo están dispuestos a trabajar en la Comunidad, ya sea en un municipio, comarca o territorio concreto (77,99%), en una provincia específica (11,76%) o cualquier punto de Aragón (5,31%). En total, 104.800 de los 110.262 demandantes de trabajo inscritos en el Inaem solo han marcado estas opciones en su solicitud.

De esta forma, tan solo un 4,94% de las personas que buscan un empleo por esta vía estarían dispuestas a aceptar un trabajo fuera de Aragón. De estos 5.447 desempleados, 2.548 -un 3,22% de los 110.262 demandantes- buscan un puesto en cualquier lugar de España, mientras que solo 1.899 se trasladarían incluso al extranjero, un 1,72% del total.

Aunque teniendo en cuenta las circunstancias actuales la cifra de aragoneses dispuestos a emigrar -a otra comunidad u otro país- no parece demasiado elevada, sí se ha producido un considerable aumento debido a la crisis. En julio de 2007, tan solo un 0,93% de los demandantes de empleo estaban dispuestos a trasladarse a otro punto de España y todavía menos, un 0,23%, al extranjero. De hecho, el número de personas que aceptarían un trabajo en otra comunidad se ha multiplicado por 11 desde entonces, mientras que el de aragoneses que cambiarían de país a cambio de un empleo, hasta por 24.

¿Las cifras engañan?

Sin embargo, cabe destacar que entre las cifras que publican los organismos públicos de empleo y las del Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de la Encuesta de Población Activa (EPA) existe una importante diferencia en la que se puede encontrar la explicación a que el número de aragoneses dispuestos a emigrar para poder trabajar sea más alto que el que indican las cifras oficiales. Mientras los datos del Inaem -110.262 parados- solo incluyen a las personas inscritas en sus oficinas, la EPA -139.900 parados en Aragón- es una encuesta armonizada en todos los países de la Unión Europea en la que se considera desempleada a toda aquella persona que quiere trabajar y busca activamente empleo.

Entre una y otra hay hasta 29.000 parados de diferencia, ya que hay muchos aragoneses que no se apuntan en el Inaem, bien porque no tienen derecho a ninguna prestación o porque ya no confían en la capacidad de este organismo para buscar un trabajo. A lo largo del año pasado, este organismo tan solo canalizó 4.939 ofertas y cerró el 2012 con 5.270 demandantes contratados, según datos de la DGA. De hecho, gran parte de los jóvenes que se marchan al extranjero pertenecen al nutrido grupo de los aragoneses que no tienen trabajo y lo buscan de forma activa, pero que no están inscritos en el Servicio Público de Empleo Estatal.

Los jóvenes, más predispuestos

Entre los aragoneses que están dispuestos a dejar la Comunidad y, sobre todo, el país, para encontrar trabajo, el porcentaje es mayor entre los más jóvenes, que suelen tener menos obligaciones familiares y una mayor predisposición a embarcarse en un proyecto de este calibre, además de sufrir unas cifras de desempleo todavía más preocupantes que las del resto de colectivos. Con una tasa de paro de más del 50%, los menores de 25 años han encontrado en el extranjero una puerta abierta hacia el mercado laboral, que les ofrece escasas oportunidades en España.

No hay datos oficiales que cuantifiquen la disposición de los jóvenes aragoneses a emigrar para encontrar trabajo, pero son varias las empresas de recursos humanos que han intentado aproximarse a esta realidad. Según un estudio realizado por la empresa de trabajo temporal Manpower, un 37% de los jóvenes de la Comunidad baraja la posibilidad de hacer las maletas para buscar un empleo en el extranjero, mientras que otras encuestas todavía elevan más esta cifra.

Otra agencia de colocación, Randstad, acaba de hacer público otro estudio realizado a nivel nacional en el que asegura que hasta el 65% de los profesionales españoles de entre 18 y 24 años estaría dispuesto a cambiar de país por un puesto de trabajo, once puntos porcentuales más que en 2011. Según este mismo informe, la mayoría de estos jóvenes cree que los países con más oportunidades se encuentran en Europa, especialmente en Alemania, Francia e Inglaterra. En América, los preferidos son Estados Unidos y Brasil.




Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual