Menu lateral amp
Candidatura olímpica

El Gobierno de Madrid reconoce que los Juegos "no iban a suponer una mejora del empleo" a corto plazo

La consejera de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, ha defendido el carácter "común" del proyecto en "pos de la unidad del país".

Europa Press. Madrid Actualizada 10/09/2013 a las 13:03


La consejera de Empleo, Turismo y Cultura de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Mariño, ha reconocido este martes que, a corto plazo, los Juegos Olímpicos "no iban a suponer una mejora del empleo", aunque ha defendido el carácter "común" del proyecto en "pos de la unidad del país". 

Tras firmar un convenio de colaboración con el rector de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Carlos Conde, la consejera ha destacado que los Juegos significaban tanto para España como para Madrid "confianza, participación social y colaboración ciudadana".

Preguntada por los puestos de trabajo que se preveían crear, Mariño ha apuntado que "a corto plazo, la trascendencia desde un punto de vista del empleo de las olimpiadas era relativa", aunque también "importante" pues, a su juicio, iba a "generar confianza" y podría haber situado a Madrid, desde un punto de vista turístico, "en el mapa mundial".

"A corto plazo, las olimpiadas no iban a suponer una mejora del empleo", ha reconocido posteriormente la consejera, que ha incidido en el carácter "común" del proyecto "en pos de la unidad del país".

No obstante, la titular de Empleo ha destacado que "el soporte y el desarrollo del empleo en Madrid no solo se puede sujetar sobre un pilar". "Nuestra obligación como Gobierno es seguir trabajando para salir de la crisis", ha zanjado.




Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual