La SD Huesca, ante la oportunidad de sumar tres victorias consecutivas

Si los azulgranas superan al Athletic se unirán a un selecto grupo que en lo que va de curso componen nueve conjuntos.

Partido de la SD Huesca contra el Real Valladolid
Rafael Gobantes

Además de poder acercarse a tres puntos de la salvación, la SD Huesca tiene también ante sí este lunes en la visita del Athletic de Bilbao (21.00) la oportunidad de engarzar tres victorias de forma consecutiva. El reto no es sencillo y al inicio del año, cuando los azulgranas solo habían podido imponerse en la jornada inaugural del campeonato, aquel histórico 1-2 con el Eibar, parecía más bien un ejercicio cabalístico. Sin embargo, la reacción de las últimas semanas lo ha situado como una posibilidad muy real. Al empate con la Real Sociedad (0-0) y los triunfos con el Valladolid (4-0) y el Girona se le podrían añadir tres puntos más. Para darse cuenta del salto experimentado basta con atender a que al cierre de 2018 la cosecha total de los oscenses era de ocho puntos; ahora, seis partidos después, es de 18.

Centrando el foco en sus actuales rivales, dentro de la Primera División menos de la mitad de los conjuntos han logrado en lo que va de curso acumular al menos tres marcadores favorables seguidos. De los nueve que conforman esta lista, seis iniciaron la jornada 24 situados entre los siete primeros. La mejor racha del Barcelona es de ocho jornadas, el Real Madrid ha logrado hasta cinco, el Atlético de Madrid se ha plantado en tres en dos ocasiones, al igual que el Alavés, el Sevilla ha llegado hasta cuatro y el Betis sumó nueve puntos entre la cita 14 y la 16 de la Liga. Fuera de los puestos altos de la tabla, también han enlazado un buen resultado tras otro el Levante y el Valladolid, que se mantuvieron durante cuatro choques consecutivos marcando más goles que sus oponentes, y el Rayo Vallecano, cuya reacción ha servido de espejo al Huesca.

Antes de la jornada 17, los madrileños eran penúltimos a cinco puntos de la salvación. Sin embargo después llegaron las victorias sobre el Levante, el Valladolid, el Celta de Vigo y el Alavés, además del empate intercalado con la Real Sociedad, que les permitieron asomar la cabeza fuera del descenso.

Atendiendo a la propia trayectoria histórica de la SD Huesca, desde su último ascenso a Segunda, solo festejó una racha de al menos tres triunfos en la temporada pasada, la del salto a la máxima categoría del fútbol español. Con Rubi en el banquillo, los altoaragoneses lo lograron hasta en cuatro ocasiones. Las primeras y más cortas se anotaron entre las jornadas seis y ocho, y trece y quince. Tampoco conocieron otra cosa que no fuese la victoria entre las fechas 22 y 26 de la campaña y las 35 y 38.

En el ejercicio anterior con Anquela, aunque se enlazaron doce compromisos sin perder, el balance en ese tramo de la competición fue de siete victorias salpicadas con cinco empates. Una campaña antes, también hubo buenos periodos. No se hincó la rodilla entre las jornadas seis y once, y las 38 y 42, pero en ninguno de esos momentos se alcanzó la ahora soñada marca de tres victorias de una tacada.

Etiquetas