Crece la expectación para el partido de la SD Huesca con el Athletic

Los azulgranas se han entrenado este jueves en el Montearagón y se han agotado las entradas a la venta para el partido de este lunes

Carlos Akapo se ha retirado del entrenamiento debido a unas molestias musculares.
Pablo Segura

La expectación que rodea a la cita de la Sociedad Deportiva Huesca ante el Athletic de Bilbao trasciende incluso la larguísima semana que están atravesando los hombres de Francisco Rodríguez. La afición se está volcando con los azulgranas. Saben que su apoyo incondicional resultará clave para superar a los rojiblancos y mantener las extraordinarias sensaciones mostradas ante Valladolid y Girona. El Alcoraz tocará el próximo lunes (21.00) a rebato para que los futbolistas se sientan arropados en el intento de batir, a la cuarta, a los bilbaínos.

Las localidades para el Huesca-Athletic que se han puesto este jueves a la venta, en torno a un centenar, se han agotado en apenas dos horas, lo que asegura que el estadio volverá a presentar un lleno casi absoluto como ha sucedido el resto de la campaña. Y siguen disponibles, para los rezagados, aquellas entradas que liberen los abonados con el formato online y que puede abrir todavía opciones de cara a la cita del lunes. Se espera a un buen número de seguidores del Athletic, muchos de ellos de la comunidad autónoma, pese a lo intempestivo de la fecha y hora.

Los de Francisco Rodríguez se han entrenado este jueves de nuevo en el Instituto Montearagón después de cambiar el emplazamiento original del IES Pirámide debido a trabajos de acondicionamiento del césped. Allí, la única nota discordante de una semana que invita al optimismo la ha puesto Carlos Akapo. El lateral, que ya había notado algunas molestias en la sesión del martes, se ha retirado mediada la jornada y desde el banquillo ha seguido las evoluciones de sus compañeros. De nuevo ha estado presente el portero de la cantera Víctor Otín. Y varios niños, aprovechando la Semana Blanca, han podido ver de cerca a sus ídolos.

El Huesca solo ha perdido dos de sus seis últimos compromisos en El Alcoraz y lo hizo de manera inmerecida y por la mínima ante el Real Madrid (0-1) y clara con el Atlético de Madrid (0-3). Se aferra a su condición de local después de haber comenzado a revocar la pésima dinámica a domicilio con el empate en Anoeta y la victoria de Montilivi. El del Athletic será el primero de una exigente serie de compromisos en El Alcoraz contra rivales rocosos; después llegarán el Sevilla y el Alavés, y los próximos desplazamientos llevarán al Huesca ante Espanyol, Getafe y Real Madrid.

Etiquetas