La SD Huesca tiene por delante tres citas para seguir creyendo

Los altoaragoneses se miden en lo que resta de febrero al Girona, el Athletic y el Espanyol, conjuntos de la mitad baja de la tabla.

La SD Huesca tiene por delante tres citas para seguir creyendo
Rafael Gobantes

Hasta ahora, el ir partido a partido para no mirar más allá del siguiente compromiso y estar centrados exclusivamente en él sin fijarse en el resto de resultados y rivales está siendo el discurso oficial enviado desde el vestuario de la Sociedad Deportiva Huesca. Da igual que el interlocutor sea uno de los futbolistas o un miembro del cuerpo técnico, todos tienen interiorizada esa doctrina que les ayuda a mantenerse centrados y evita vértigos o desánimos.

Sin embargo, los cuatro puntos cosechados en los últimos dos choques, algo que no se lograba desde las dos primeras jornadas de la competición, y, especialmente, el último 4-0 contra el Valladolid, invitan a ampliar el horizonte por encima del duelo del próximo sábado contra el Girona. Y el paisaje que se vislumbra, a tenor del buen momento por el que atraviesa el bloque, es cuando menos sugerente. En las tres jornadas que quedan por disputarse dentro del mes de febrero, los azulgranas, además de la cita en Montilivi, tienen que medirse con el Athletic y el Espanyol.

Es decir, los tres rivales que tienen por delante se encuentran metidos en estos momentos en la mitad baja de la tabla, una zona de la clasificación en la que todo está comprimido. Antes de que el Leganés y el Rayo Vallecano se vean hoy las caras para cerrar la jornada 22, el colchón de puntos del undécimo, el Levante, sobre el descenso es de cuatro.

En el caso particular del Huesca, que en los últimos cinco duelos ha sumado siete puntos, uno menos que en los 17 precedentes, la victoria del viernes pasado ha servido para que cuando termine el partido de Vallecas la distancia con la salvación quede en nueve puntos y para acercarse a cuatro del penúltimo, el Villarreal, primer objetivo al que dar caza. No en vano, los azulgranas son los colistas desde la jornada ocho.

En este sentido, el próximo fin de semana puede ser muy fructifero si se consigue derrotar al Girona en su estadio, meta que los propios jugadores altoaragoneses comenzaron a fijar tras el pitido final con el Valladolid. Además de la cita en Montilivi, el Villarreal visitará a los pucelanos y el Espanyol recibirá al Rayo Vallecano en otros dos duelos de conjuntos que nadan por llegar a aguas más tranquilas.

En la jornada 24 los de Francisco ejercerán de anfitriones del Athletic, un contrincante con el que ya se han visto las caras en tres ocasiones a lo largo de este ejercicio. En la segunda jornada del campeonato empataron a dos en San Mamés y en la eliminatoria de 1/16 de la Copa del Rey los bilbaínos se impusieron por cuatro goles de diferencia tanto en la ida como en la vuelta. Ahora son 12º a solo tres puntos del descenso. Por su parte, los cuatro primeros clasificados actuales se tendrán que enfrentar a rivales de la zona baja. El Barcelona recibirá al Valladolid y el Real Madrid, al Girona. Mientras, el Atlético de Madrid visitará al Rayo Vallecano y el Sevilla, al Villarreal.

Febrero se cerrará para los oscenses en el campo del Espanyol. Los de Rubi, el técnico que llevó al Huesca hasta la Primera División, no pasan por un buen momento. No han conseguido la victoria en sus últimos cuatro compromisos y se han acercado a dos puntos del descenso. La tarea que queda por delante para seguir en la élite sigue siendo ardua, pero al menos se mira con otros ojos.

Etiquetas