El Huesca se desmelena ante el Valladolid

Los azulgranas han goleado con un 4-0 al Valladolid en su mejor partido de la temporada.

Partido de la SD Huesca contra el Real Valladolid
Rafael Gobantes

El corazón de la SD Huesca late con fuerza. En un partido clave para poder seguir creyendo en la salvación, los azulgranas fueron capaces de mostrar su mejor cara y regalarse una goleada frente al Valladolid, un rival directo que nunca ha sido capaz de ganar en El Alcoraz. En el duelo que abría la jornda 22, todo lo bueno apuntado en Anoeta se replicó y se mejoró al añadirle la proyección ofensiva que Francisco había prometido. De nuevo se dejó la portería a cero, el VAR anuló un tanto a los castellanos y habilitó el cuarto de los altoaragoneses, Enric Gallego festejó su primera diana en Primera División y hasta se vio la ola en El Alcoraz. Fue una noche de fiesta en una temporada en la que lo que no ha faltado hasta ahora ha sido el sufrimiento.

La victoria permitirá recortar los once puntos que les separaban de la permanencia a los azulgranas antes del pitido inicial toda vez que aún se deben producir otros dos duelos en los que todos conjuntos en liza son de la zona baja, el Villarreal visita al Espanyol y el Rayo, al Leganés. Pero más allá de eso, las sensaciones que dejó el partido fueron la de un equipo que por fin se ha desmelenado y protagonizado ese encuentro que tanta falta le hacía.

Ya sin Brezancic, Longo y Werner, los últimos en hacer las maletas en un mercado de invierno que se ha saldado con seis salidas y cinco entradas, Javi Galán, aterrizado esta semana desde el Córdoba, fue la única novedad en el once propuesto por Francisco. La apuesta por jugar con tres centrales de la jornada anterior en Anoeta frente a la Real Sociedad, en un duelo que finalizó con empate a cero, se había juzgado positiva y así se le dio continuidad con el pacense ocupando en la banda izquierda el puesto de Akapo.

El primer aviso fue vallisoletano nada más empezar con un remate de cabeza de Alcaraz pegado al poste que Santamaría envió a córner. Lejos de amedrentar, el susto espabiló a los locales, que no tardaron en dar respuesta. Cucho centro por la derecha y Enric Gallego golpeó con la testa a bocajarro encontrándose con un atento Masip. Aún no se había cumplido los diez primeros minutos y el partido iba y venía con el balón volando más que rodando por el césped. Fútbol rápido y directo.

El choque se inclinaba poco a poco hacia el lado de los azulgrana con un contrincante cada vez más echado atrás y que fue castigado por intentar estirarse. Cucho Hernández adelantó el esférico en el centro del campo a Enric Gallego dejándolo solo ante Masip. El ariete catalán no falló e inauguró su cuenta como delantero de la SD Huesca. Su primer gol en Primera División y fraguado en una conexión con su compañero en la delantera que ya había apuntado maneras en los duelos anteriores y que promete dar más alegrías.

No estaba todo dicho, ni mucho menos. El balón merodeó la línea de gol, Santamaría no lo blocó bien y Etxeita lo mandó a córner. Se acercaba el descanso y los locales prefirieron echarse atrás tanto que incluso en las acciones en las que pudieron correr, prefirieron ralentizarse

La premisa inculcada por Francisco a los suyos está clara, ataques directos y balones al área. Ese es libro de estilo que sus pupilos se aplicaron en llevar a cabo también en el inicio de la segunda parte, que no pudo comenzar mejor, con dos goles. Primero Pulido conectó de cabeza un córner botado por Moi Gómez para ampliar distancias y después el propio centrocampista aprovechó un balón suelto para volver a batir a Masip tan solo tres minutos después

El partido estaba ya completamente de cara para el Huesca y muy hacia arriba para los pucelanos. Sergio González, su técnico, decidió mover ficha y dar entrada a Enes Ünal, un delantero, por Toni, un centrocampista de banda. Después, le daría la oportunidad a Hervías.

Los visitantes se hicieron con el control y los minutos fueron pasando aun que sin crear auténtica inquietud. Óscar Plano llegó a superar a Santamaría en una jugada en que el balón quedó suelto en el área. Sin embargo, el VAR entró en juego y se dictaminó fuera de juego anulando el tanto.

Yangel Herrera ya había entregado con anterioridad el testigo a Musto y Cucho hizo lo propio con Chimy Ávila. Lo del argentino fue llegar y besar el santo. La primera que tocó se convirtió en el 4-0.

Todo estaba ya decidido. A pesar de que se añadieron seis minutos, el partido largo que se preveía acabó haciéndose corto, no porque, como en la anterior cita en El Alcoraz frente al Atlético de Madrid, el rival lo hubiese dejado resuelto, sino por todo lo contrario. Fue el momento de la ovación a Gallego al ser sustituido por Ferreiro y del ‘oe, oe’ y el 'Sí se puede' en la grada. Hay permiso para soñar, pero aún hay mucho que remar.

FICHA TÉCNICA

SD Huesca: Santamaría, Insua, Etxeita, Pulido, Miramón, Rivera, Moi Gómez, Herrera (Musto, 70), Cucho Hernández (Chimy Ávila, 76) y Enric Gallego (Ferreiro, 89).

Real Valladolid: Masip, Antoñito, Olivas (Auar, 82), Calero, Nacho, Keko (Hervías, 63), Rubén Alcaraz, Borja, Toni (Enes Ünal, 54), Plano y Guardiola.

Goles:  1-0, min. 19: Enric Gallego. 2-0, min. 50: Pulido. 3-0, min. 53: Moi Gómez. 4-0, min. 77: Chimy Ávila.

Árbitro: Nunuera Montero (Comité Andaluz). Amonestó a los locales Cucho Hernández (36), Insua (63),Galán (68) Pulido (81) y Moi Gómez (84) y a los visitantes  Anuar (84) y Calero (87).

Incidencias: Partido correspondiente a la 22ª jornada de Primera División disputado en El Alcoraz ante 6.052 espectadores.

Etiquetas