Menu lateral amp
SD Huesca

Ferreiro, a abrir otra vía hacia la titularidad

El extremo gallego ha debutado con el Huesca en Primera en su tercera temporada como azulgrana. Desde la sencillez y el esfuerzo pretende volver a hacerse con un puesto en el once, al igual que sucedió en los dos últimos cursos.

Actualizada 06/09/2018 a las 19:43
David Ferreiro, segundo por la izquierda, corriendo en el entrenamiento de esta mañana junto a Leo Franco, Luisinho e Insua.Roger Navarro


Ni es un gallego en la luna ni ha venido del Ferrol. Llegó desde Lugo y por muchos escalones que suba mantiene los pies sobre la tierra. David Ferreiro Quiroga, orensano de 30 años que ha iniciado su tercera temporada en el Huesca, no altera su personalidad. Sencillez, templanza, compañerismo, entrega, compromiso. Reúne todas las cualidades necesarias para convertirse en un elemento de los que siempre suman en el interior de un vestuario. Fuera de él, en la hierba, Ferreiro acaba imponiendo su ley pese a partir desde un segundo plano. Es ahí donde se maneja mejor este futbolista idolatrado por la afición que no conduce un deportivo, no vive en un chalet, no luce tatuajes y no marca tendencia en las redes sociales -fundamentalmente porque es imposible encontrarle ahí-. Ferreiro es en un jugador de los de antes, alejado de las frivolidades que acompañan a la sociedad actual y únicamente preocupado por cumplir con escrupulosa rigurosidad su cometido como profesional del balón. En ello está, una vez más, el gallego. Y una vez más, en el Huesca, asume que el curso arranca para él sin el sambenito de titular, convencido que con el paso de las jornadas volverá a surgir su momento. Las anteriores dos campañas es lo que sucedió. Tras adherirse al once titular, tanto Anquela como Rubi ya no entendieron un dibujo prepartido sin Ferreiro.

El técnico Leo Franco ha apostado por el mismo equipo titular en los tres encuentros que ha disputado el Huesca en su alumbramiento en la Primera División. Para el ‘7’ azulgrana la participación se reduce a un minuto en Eibar en la jornada inaugural y 29 en la segunda fecha, en San Mamés contra el Athletic. En el Camp Nou frente al Barça se quedó en el banquillo. Sin embargo, no pierde la esperanza. Al revés. Recuerda bien que en la temporada 2016-17 Álvaro Vadillo le cerraba el puesto hasta que Anquela, después incluso de pedirle perdón públicamente, tuvo que rendirse a la evidencia y le concedió la titularidad. Misma historia con distinto entrenador en el pasado ejercicio 2017-18. De nuevo Vadillo por delante en una rotación a la que se había sumado Álex Gallar. Y de nuevo, en un efecto paramnésico, Ferreiro termina siendo indiscutible para Rubi. En Lugo, ovacionado por la que fue su hinchada, el orensano culminó con el ascenso el largo proceso que al fin había terminado introduciendo su nombre en el olimpo futbolístico español.

“Somos muchos y hay muchísima calidad individual. Todos los años me ha costado entrar en el equipo pero al final siempre he tenido muchísimos partidos. Lo importante es no lesionarte, estar siempre disponible para el entrenador, seguir trabajando en el día a día. Creo que estoy en una edad perfecta para seguir mejorando y que aún no he llegado a mi máximo", ha explicado este jueves ‘Ferre7’, apodo con el que le han bautizado los seguidores altoaragoneses.

"Contra el Eibar casi no he tocado ni balón. Jugué muy poquito pero me sirvió para debutar en la categoría, contento por eso. Contra el Athletic he jugado 30 minutos; estoy contento porque el equipo logró remontar en un partido que se puso muy complicado por el 2-0. Un puntito que nos vino muy bien. Hay que seguir sumando minutos porque donde se coge el ritmo es en los partidos y creo que poco a poco voy a ir entrando. Hay que demostrar que se puede jugar en esta categoría", ha resumido acerca de su recorrido en los tres primeros partidos.

No tuvo presencia en el último, en el Camp Nou ante el FC Barcelona, un choque en el que hubo "dos partes. En la primera competimos y pusimos en dificultades al mejor equipo del mundo y en la segunda sufrimos por el ímpetu de irnos más arriba. Nos equivocamos. Al final no resultó ser la manera adecuada”, ha asumido. “Ahora hay que hacer borrón y cuenta nueva y pensar en el siguiente partido", un duelo frente al Rayo Vallecano que servirá para estrenar la remodelación de El Alcoraz. "El estadio va a quedar chulísimo y el campo va a estar a reventar, la gente y la ciudad están muy ilusionadas. Entre todos sacaremos esto adelante", ha opinado Ferreiro.

Hasta la fecha, con 4 puntos en el zurrón, el extremo azulgrana ha valorado “la dinámica positiva, aunque no hay que volverse locos y hay que seguir trabajando”. También ha valorado ese cariño que le profesa la grada así como la necesidad de “hacernos fuertes en casa” para que El Alcoraz mantenga su condición de “fortín” en su nuevo recorrido por Primera División.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual