Leo Franco: “Vamos a Barcelona con muchísima confianza, fe y con realismo”

El entrenador del Huesca confía en saber aprovechar este domingo “nuestras armas” en un escenario tremendo y ante un enemigo de la máxima dificultad.

Leo Franco, entrenador de la SD Huesca, en rueda de prensa.
Rafael Gobantes

Sin necesidad de apartar un solo segundo para el plano motivacional del vestuario, la Sociedad Deportiva Huesca descuenta las horas que restan hasta que este domingo, a las 18.30, la pelota ponga en juego en el Camp Nou tres puntos más del campeonato liguero de Primera División. La frase dicha así no suena a algo extraordinario. Pero lo es. Porque nunca antes el Huesca ha visitado al Fútbol Club Barcelona en su inmenso estadio para disputar de tú a tú un choque de la competición doméstica. Hace casi cuatro años los azulgranas acudieron como conjunto de Segunda B para disputar la vuelta de una eliminatoria de Copa. Hoy día la formación oscense se presenta en la casa culé con mucho respeto pero sin miedo, afrontando el reto “con muchísima confianza, fe y realismo”, ha asegurado este viernes Leo Franco.

Tiene claro el entrenador del Huesca que “vamos a jugar contra un rival importante, para mí es uno de los tres partidos más difíciles del año. Vamos con nuestras armas, con nuestra convicción y seguramente con esas ganas y competencia que está demostrando el equipo en estos últimos días”, ha reflejado en rueda de prensa.

Los futbolistas, a lo largo de la semana, han hablado de esa opción, aunque sea remota, de entrar en la leyenda del balompié asaltando la fortaleza barcelonesa. “Hay que ser realistas y conocer nuestras virtudes, cuáles son nuestras armas y dónde podemos hacerles daño. Es un partido en donde el jugador tiene que dar el máximo rendimiento individual y aportarlo al equipo. Para cualquier futbolista es un partido que mejora, que cuando salgas de él seas consciente que te ha mejorado individualmente y como equipo”, ha manifestado Leo Franco, quien no ha querido ofrecer pistas acerca del posicionamiento del Huesca y la altura a la que presionará. “Con las mismas armas que estamos trabajando. Esperemos poder contrarrestar a un rival muy difícil. Intentaremos dividir el partido en fases, como lo venimos haciendo”, se ha limitado a señalar.

Tras repetir once en Bilbao, ¿habrá una tercera repetición en el Camp Nou? “Confío en todos los jugadores. Estoy pensando en muchas cosas durante la semana, pensando hasta en jugadores que no fueron convocados y pueden llegar a jugar de titular. Tengo una plantilla muy equilibrada, con futbolistas que pueden jugar en muchos puestos. Se pueden hacer variantes, y encima lo ponen difícil porque están entrenando de una forma excepcional. Es de agradecer. Todavía me queda un día de entrenamiento. Veremos”, ha contestado.

Ha dicho Leo Franco que no le da al partido más vueltas de lo habitual en su mente. “No, porque desde que estoy entrenando le doy vueltas todo el día a cada partido, cada entrenamiento, cada jugada, cada pequeño detalle. Intento estar pendiente de todo, y también despejarme, que eso también me viene bien a mí”, ha señalado.

Se ha felicitado el técnico argentino por el buen nivel ofrecido por los hombres que han saltado desde la reserva, tanto en Eibar como en Bilbao. “Eso demuestra que los jugadores lo están haciendo muy bien. En un partido los minutos más importantes son los últimos, por lo que los que tienen la posibilidad de entrar son los futbolistas quizás más determinantes. Los cambios, como digo yo, nosotros los decimos y los podemos pensar pero los importantes, siempre, son los jugadores. Fueron ellos los que revertieron la situación o mantuvieron el progreso del equipo como estaba”, ha comentado.

“En la liga hay rivales muy fuertes. Hay equipos que van a estar arriba peleando y peleando pero que no están a su máximo rendimiento por una cuestión simple: venimos de un año postmundial y los jugadores más desequilibrantes llevan un mes de entrenamiento. Ojalá nosotros pronto tengamos jugadores que vengan de un Mundial”, ha apuntado Leo Franco acerca de la preparación previa al curso que, en equipos como el Barcelona, ha estado condicionada por el retorno escalonado de sus futbolistas. ¿Por eso mismo es mejor acudir ahora al Camp Nou que hacerlo en diciembre o en marzo? “Lo había pensando pero ya estás en ese punto en el que el jugador está bien. Hubiera aceptado todo de esa pregunta quince días atrás, cuando ves que, no solo en el Barcelona, dosifican los minutos de esos jugadores como si fuera la pretemporada. Pero ya todos están arriba del mes de entrenamiento y, lamentablemente, esta semana no”, ha asegurado.

En la visión positiva del partido, pensando en hacer viable un anhelo prácticamente imposible, ¿que el Barcelona sea uno de los enemigos que más espacio deja en defensa en salidas rápidas del rival, es un punto principal en el que agarrarse para el Huesca? “Pero ellos tienen los centrales más rápidos. Nosotros tenemos otras armas como equipo que hay que empezar a mostrarlas. Intentaremos hacerlo”, ha respondido. ¿Estará hablando Leo Franco de un mayor manejo de la posesión? “Una cosa que para mí fue importante del último partido es cuando empezamos a mover el balón. Conseguir más la pelota es algo que nosotros siempre vamos a tener como equipo y lo tenemos”, ha reseñado.

Lo que no le preocupa en absoluto al entrenador azulgrana es que lo mucho y bien que se está comentando sobre el estreno del Huesca pueda despistar al vestuario, “El club es consciente de en qué lugar estamos y lo que estamos viviendo. La plantilla también. Como siempre digo con la afición, que disfrute, que sueñen, que piensen cosas positivas, pero el club tiene esa cautela que necesitamos porque el año es muy largo”, ha declarado.

Etiquetas