Menu lateral amp
Real Zaragoza

El Real Zaragoza se ahoga en sus dudas

El conjunto de Paco Herrera no logra materializar la idea futbolística del técnico, tan solo ha marcado un gol en tres partidos y todavía muestra algún error defensivo.

J. L. G. Zaragoza Actualizada 02/09/2013 a las 15:33
El Real Zaragoza pierde contra el Barcelona BALBERT SALAME


El Real Zaragoza ha pasado de perder en el Camp Nou a hacerlo en el Mini Estadi. Las casi seguras derrotas en las visitas del club aragonés a Barcelona tuvieron su reflejo este sábado contra el filial culé, un equipo de imberbes sin Messis, Xavis ni Iniestas que no dio lecciones de fútbol, aunque sí dejó al descubierto la cruda realidad deportiva del club aragonés. Es pronto para juicios, pero de momento, ni con el cambio de categoría ni los rivales de menor entidad ha logrado el Real Zaragoza recuperar el prestigio futbolístico perdido en los últimos años.

La configuración de la plantilla, ajustada a la situación económica de la entidad y con carencias palpables, los problemas de adaptación a Segunda, las carencias defensivas, el escaso calado de la idea de juego de Paco Herrera en la plantilla y la falta de gol han convertido al conjunto aragonés en un rival vulnerable. Incapaz de ganar a equipos teóricamente inferiores, incluso de puntuar contra un filial repleto de jugadores con futuro, pero sin experiencia. Acaba de estrenarse septiembre y el Real Zaragoza apenas ha tenido tres partidos de Liga, pero todo lo que han mostrado son dudas.

La realidad económica del Real Zaragoza no es la misma -ni siquiera parecida- a la del anterior descenso, cuando el club pudo incluso reforzarse con jugadores de nivel para asegurar el regreso a Primera, y lo máximo a lo que ha aspirado la directiva es a lograr cesiones y a retener a algunos de los jugadores importantes para Herrera. Suficiente, en teoría, para acometer con garantías el obligado objetivo del ascenso. En la práctica, el técnico catalán todavía no ha encontrado la tecla que permita materializar una idea de juego que parecía tener muy clara. “Es una idea nueva y tengo que reconocer que me está costando. Me estoy dejando el alma pero aún no he encontrado el camino”, aseguraba tras la derrota frente al Barcelona B, la primera del año.

No han ayudado los cambios de dibujo ni las dudas de los jugadores que deben conducir el juego del Real Zaragoza. Ni Cidoncha, ahora lesionado, ni Paglialunga ni José Mari han logrado aportar claridad a las ideas de Paco Herrera, mientras que Movilla apenas ha tenido tiempo de reivindicarse. “Estoy mal porque no veo mejora. Sabía que nos iba a llevar tiempo, porque hay muchos jugadores nuevos. Los equipos que llevan cinco o seis años en Segunda están más estructurados”, se justificaba el entrenador, quien tampoco eludió responsabilidades.

Durante la pretemporada, Herrera prometió devolver a La Romareda el buen fútbol, que en los últimos cursos solo ha aparecido en el estadio zaragozano gracias a los equipos visitantes. De momento, los aficionados no han visto juego vistoso ni, en su defecto, efectividad. Y es que la falta de gol tampoco está ayudando al Real Zaragoza, que ni juega ni marca. Un solo tanto en tres partidos que ha hecho encender las alarmas. Tan solo el Tenerife, que todavía no se ha estrenado, ha marcado menos goles que el conjunto blanquillo y el Real Madrid Castilla, empatado con los zaragozanos en la clasificación de equipos con menos olfato. “Podríamos haber empatado, pero no acertamos con la portería. Tuvimos más ocasiones, pero ellos estuvieron mejor en el fútbol y el fútbol es gol”, reconocía el entrenador.

La defensa tampoco ayuda

Si el ataque no funciona, la defensa zaragocista tampoco ha despejado algunas de las dudas que ya arrastraba del año pasado. El equipo ha ganado por alto con Leo Franco, más seguro que Roberto en los balones aéreos, pero los jugadores blanquillos todavía ofrecen demasiadas oportunidades al rival en el remate.

Los despistes puntuales, la falta de intensidad en momentos cruciales y los fallos de colocación y entendimiento completan la lista negra de errores defensivos que debe subsanar Herrera, a quien se le acumulan los deberes pendientes. Lo malo, que tras solo tres partidos son demasiados. Lo bueno, que todavía queda tiempo para solucionarlos. “El único camino es el fútbol, y nos llevará hacia lo bueno o hacia lo malo”, sentenció el técnico tras la derrota en el Mini Estadi.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual