Opinión

Encomendados a la juventud

El conjunto aragonés, necesitado de gol, se pone en manos de Ángelo Henríquez, llamado a crecer en las filas del cuadro de Paco Herrera.

Henríquez levanta la expectación del zaragocismo
ASIER ALCORTA

 Le otorgó galones José Aurelio Gay al recién llegado al Real Zaragoza Marco Pérez: “Le vamos a exigir mucho –dijo el entonces técnico-; tendrá que asumir que es un delantero de Primera”. Era la antesala de la campaña 2010-2011 y la ‘Sombra’ no fue capaz de engullir aquella responsabilidad y su participación fue anecdótica en el Real Zaragoza.


Hoy, la escuadra –necesitada de gol- se encomienda también a la juventud. El estreno de la temporada ha puesto de relieve que hay que dejar madurar tanto a Roger como a Jorge Ortí; y Paco Herrera brindará la oportunidad al chileno Ángelo Henríquez, al que el Manchester United no puede ofrecerle los minutos que el joven ariete –como sus compañeros, también inexperto- precisa.


En el difícil equilibrio presupuestario en el que se mueve el Real Zaragoza no parece que la cesión de un valor del Manchester United sea una mala operación. Henríquez aterriza con credenciales y es natural su hambre de crecer, su ambición por pulir los valores que atesora. La iniciativa ha ilusionado también a un zaragocismo que se muestra expectante ante el desembarco de un futbolista de reconocidas cualidades.


A partir de ahora resultará fundamental su adaptación. El Real Zaragoza se encomienda a un delantero muy joven y con un llamativo futuro, pero al que debe sacarle partido desde su estreno. Porque el equipo aragonés necesita gol; y Henríquez es, a partir de este mismo sábado –en pleno crecimiento de Roger y Ortí-, su referencia.

Etiquetas