Borja Iglesias Quintas: "Mi voz siempre animará al Real Zaragoza"

Borja Iglesias Quintas (1993, Santiago de Compostela), exariete del Real Zaragoza e hijo adoptivo de la capital aragonesa.

Borja Iglesias posa sobre el escenario de sus éxitos, en una imagen de archivo.
Toni Galán

¿Esperaba el nombramiento?

Si le digo la verdad, no. Para nada. No es muy común el hecho. Y además, ya no juego en el Zaragoza, sino en el equipo de otra ciudad, como es el Espanyol de Barcelona.

¿Y qué siente? ¿Cómo podemos traducir su sonrisa?

Me siento feliz, orgulloso, agradecido al enorme cariño que me ha dado Zaragoza y el Zaragoza, los zaragozanos, los zaragocistas, todos. Es maravilloso.

¿Cómo se enteró? ¿Quién se lo comunicó?

Me avisó el director deportivo del Espanyol, Rufete. Yo tenía varias llamadas perdidas en el móvil, llamadas que no pude atender porque estaba entrenando. Al terminar el entrenamiento, me dijo Rufete si podía pasarme por su despacho, que quería comentarme una cosa, que le habían llamado. Así fue la comunicación del nombramiento.

¿Podrá asistir al acto el día 6 de octubre?

Está complicado. Jugamos al día siguiente contra el Villarreal y estaremos concentrados. Lamentablemente, creo que no podré ir.

¿Quién recogerá la distinción?

Posiblemente irá mi novia, Teresa. Se lo he comentado ya.

Teresa es muy importante en esta historia, en su historia.

Muchísimo. Se ha venido a vivir conmigo a Barcelona.

¿Cómo es Teresa?

Qué quiere que le diga... (sonríe).

Quiero que me diga lo que le he preguntado: ¿cómo es Teresa?

Es maravillosa. Iniciamos la relación en enero. Mi vida cambió. Y cambió para mejor en todos los sentidos.

Entonces, desde finales de enero, comenzaron sus mejores momentos con el Real Zaragoza. Curiosamente, desde que Teresa apareció en su vida.

Es cierto. Venía de estar lesionado, de momentos bajos en los que no me encontraba bien. Me da mucha alegría en mi día a día, mucha calma. He encontrado la persona de mi vida. Es complementaria y me hace ser mejor.

En Zaragoza dejó usted muchos amigos.

Muchos y buenos. Ahora están a unos kilómetros, pero siguen muy cerca de mí. Desde que Javi (Kase.O) vino a mi presentación y me introdujo en todo su grupo de amigos, me hizo sentir muy a gusto. Acababa de llegar a Zaragoza y ya era uno más desde el principio. A Teresa también la conocí a través de ellos.

Llevamos un rato largo charlando y apenas hemos hablado de fútbol…

Las entrevistas que me hacen suelen ir siempre exclusivamente de fútbol... Me gusta porque quiere decir que llegué a Zaragoza por el fútbol, pero ahora me unen muchísimas cosas más.

Vayamos con el fútbol. ¿Algún día volverá al Real Zaragoza?

En el fútbol es complicado adivinar el futuro. Todo cambia muy rápido de un día para otro, pero estoy convencido de que habrá una oportunidad para regresar. No sé cuándo ni cómo, pero llegará ese día. Desde luego, sí que me gustaría.

¿Sigue al Zaragoza?

¡Cómo no lo voy a seguir! Me debo al Espanyol, una entidad en la que estoy muy a gusto. Pero Zaragoza y el Zaragoza representan mucho para mí.

¿Y cómo ve al Zaragoza?

Bien. La Segunda División vuelve a estar difícil este año, pero veo al equipo arriba.

Pero falta usted, un goleador como usted.

Han llegado otros jugadores que seguro aportarán.

¿Y quién meterá sus 22 goles?

Álvaro y Marc Gual tienen calidad. Seguro que entre todos se harán goles. No importa quién los meta, sino alcanzar el objetivo.

¿Qué hubiera dado por lograr el ascenso el pasado curso?

Es difícil de medir, pero hubiera dado mucho. Lo merecía la afición, la ciudad, el club, lo merecíamos todos.

¿Volverá a La Romareda para animar al Zaragoza?

Nada más que tenga oportunidad, nada más que sea compatible con mis horarios y mis partidos. Mi voz siempre animará al Zaragoza, no le quepa la menor duda.

Etiquetas