Menu lateral amp
Real Sociedad 1-2 Real Zaragoza

Victoria de mérito del Real Zaragoza ante la Real Sociedad de Primera (1-2)

Javi Ros, de penalti, y el joven Soro, en el último minuto, dieron el triunfo a un ordenado equipo aragonés, que mostró buena progresión general.

Actualizada 01/08/2018 a las 22:35
Real Zaragoza - Real Sociedad


El Real Zaragoza superó por 1-2 a la Real Sociedad, primer rival de Primera División en esta pretemporada, en un ordenado partido disputado en Tafalla bajo un intenso calor. Ros, de penalti, y el joven Soro, in extremis, anotaron los tantos aragoneses en el último cuarto de hora, espacio de partido en el que se definió el marcador final.

La primera parte fue un buen ensayo táctico para los de Idiakez. Con la Real Sociedad ubicada atrás y cediéndole el balón a los zaragocistas, la posesión fue (como en Tarragona) mayormente de los aragoneses. En ese contexto, destacó el dinamismo de Igbekeme, con ratos interesantes al corte y los apoyos en la línea de tres cuartos. También la presencia con el balón de Javi Ros, que ejerció más de distribuidor de Verdasca, de nuevo colocado como medio centro en un experimento que no progresa adecuadamente. En las bandas, esta vez solo desahogó bien Benito por la derecha, pues el joven Clemente anduvo más atado en su flanco, más tímido. Y arriba, la presencia de Raí Nascimento junto a Medina dejó destellos del brasileño, que acabaría firmando tres de las cuatro llegadas con peligro de los tomates (así vistió el Zaragoza).

En las áreas, solo existió antes del descanso el Real Zaragoza. Los donostiarras no inquietaron jamás a Ratón, decepcionando notablemente a sus seguidores. Y dentro de las pocas acciones de peligro, destacó el penalti cometido por el mexicano Héctor Moreno sobre Raí en el minuto 15 que el árbitro navarro de Segunda B Recio Moreno no decidió señalar. Raí entró en vertical en el área, regateó al mundialista azteca, que no tocó la pelota al corte y sí la pierna del zaragocista.

Antes, en el minuto 7, había sido el propio Raí el que había probado fortuna con un disparo desde el pico del área que se marchó fuera por alto en el primer palo de Moyá. Después, en el 25, fue Igbekeme el que remató alto en carrera un pase atrás en el área de Benito, en una buena acción de Pep Biel. Y cuando el primer tiempo agonizaba, otra vez Raí pudo adelantar al Zaragoza, pero su remate duro dentro del área tras una melé dio en el cuerpo de Elustondo cuando iba entre los tres palos con marchamo de gol.

Fueron 45 minutos donde el Zaragoza estuvo bien plantado. En el que no se notó en absoluto la supuesta diferencia de categoría, si bien cabe subrayar que la Real no tenía apenas titulares de medio campo en adelante, con la excepción de Zurutuza: ni Illarramendi, ni Merino (no se vistió), ni Willian José, ni Juanmi, ni Januzaj (mundialista belga), ni el lateral ofensivo Oyarzabal. Pero eso no quita lustre a la buena presencia general de los zaragocistas ante un rival que ya exigía mucho más que los anteriores en este verano. Lo mejor, en ausencia de goles, de la salsa del fútbol que parece estar peleada por el momento con los de Idiakez, fue su puesta en escena en términos de pizarra. Mucho orden, buena mecánica en la apertura de espacios (Benito, el colombiano Medina a pesar de que no acabó bien nunca y a veces no lo vieron) y calma en la circulación. Se puede exigir mayor velocidad, pero eso es ahora un lujo cuando acaba de arrancar agosto. El método está todavía en fase de memorización, y se nota.

Eso sí, lo de Verdasca como pivote, cada día que pasa, pierde fuelle a ojos de la mayoría de observadores, pese a que Idiakez insiste en la opción para sustituir así al lesionado Eguaras. Ratón estuvo inédito bajo palos. Y Perone y Álex Muñoz, los centrales, muy poco comprometidos por los puntas vascos.

El segundo tiempo comenzó con dos cambios en el Zaragoza: Pombo y Buff relevaron a Raí, de nuevo activo en los pocos ataques del equpio, y Biel. La Real, por su parte, siguió con los mismos once. Asier Garitano dejó las permutas para más tarde, en aluvión.

La trama del juego siguió igual que en la primera fase. Con menos presencia ofensiva del Zaragoza y con algo más de intención en los vascos, que no la tradujeron en llegadas al área aragonesa. El primer cuarto de hora fue aburrido, pasivo, insustancial. Pesó el calor, el cansancio acumulado.

Garitano metió metralla en el campo a falta de media hora, con Willian José, Juanmi, Oyarzabal, Illarramendi y Diego Llorente, esos sí con vitola de titulares fijos en la Liga de Primera. Y la Real notó enseguida los efectos. El balón le corrió más deprisa a los donostiarras y el Zaragoza tuvo que aplicarse más y mejor en las marcas, los repliegues y los apoyos. El balón empezó a llegar a los dominios de Ratón con carga de cicuta. Hubo un antes y un después de esos cambios realistas, que tendrían continuidad enseguida con la aparición de más titulares, como Navas o del ariete Agirretxe. El Zaragoza, mientras, se refrescaba con Nieto y Baselga, lo que describe el tenor del fondo de banquillo de unos y otros en este duelo.

Sin embargo, cuando todo parecía estar encarado a un final con dominio de los vascos, en el minuto 75 el Real Zaragoza bordó una jugada de ataque, la única hasta ese momento en el insulso segundo tiempo, que acabó con un penalti claro por agarrón de Kevin Fernandes al joven Baselga que el árbitro, al contrario que en la primera parte en la acción de Raí, sí señaló. Igbekeme abrió el juego a la izquierda, Buff tocó de tacón (muy a su estilo) hacia la llegada por la banda de Nieto, cuyo centro iba a ser rematado por Baselga cuando fue derribado por detrás. Una brillante acción que Javi Ros convirtió en el 0-1 desde los once metros, por el centro ya media altura, superando a Moyá.

La Real, herida en su orgullo, se volcó sobre el área zaragocista a partir de ese momento. Y a los de Idiakez les tocó defender con uñas y dientes por primera vez este verano. De eso se trata en estos amistosos ante equipos de Primera. Ahí, como toda la tarde, sobresalió Igbekeme en el barrido de pelotas cerca de la zaga, donde los centrales, Perone y Muñoz, se mostraron firmes por alto… pero se les coló un balón por raso, en un centro atrás de Oyarzabal que Juanmi remachó a la primera, cruzado, para anotar el 1-1 a falta de 7 minutos para el final.

No hubo firmeza en la defensa en ese rato de máxima exigencia. De hecho, tras la igualada, el Zaragoza notó tembleque atrás y de nuevo Juanmi tuvo la victoria vasca en sus pies, solo mano a mano ante Ratón. Pero su remate, de vaselina, se marchó por encima del larguero cuando el 2-1 se cantaba. Pero la sorpresa final estaba guardada en el banquillo de Idiakez hasta el minuto 88: el canterano Soro, tocado por la varita del destino positivo, una joya que viene fuerte desde abajo. El cincovillés, en el primer balón que tocó, marcó el 1-2 a favor de los zaragocistas cuando todos pensaban que, si alguien iba a llevarse el partido, eran los de San Sebastián.

Soro recibió la pelota en el lateral del área por la izquierda, amagó al central, se hizo hueco para el disparo y colocó el balón por alto superando a Moyá. Un colofón excelente para este partido de alto calibre en la preparación del Real Zaragoza este verano. Un impulso moral que viene de perlas para seguir progresando adecuadamente hacia la competición oficial. Se esperaba con interés este test, de muy distinto nivel a los anteriores jugados en julio, y el paladar que deja no pude ser más agradable dentro del estado de provisionalidad en el que sigue trabajando el equipo zaragocista a causa de las múltiples lesiones y de la falta de los delanteros presuntamente titulares, que están aún por llegar.

Ficha Técnica

Real Sociedad: Moyá; Zaldúa (Sola, 70), Aritz Elustondo (Diego Llorente, 62), Héctor Moreno (Navas, 70), De la Bella (Kevin Rodrigues, 62); Guevara (Illarramendi, 62), Pardo; Capilla (Willian José, 62), Zurutuza (Oyarzabal, 62), Merquelanz (juanmi, 62); y Bautista (Agirretxe, 70).

Real Zaragoza: Ratón; Benito (David Vicente, 84), Perone, Álex Muñoz, Clemente (Nieto, 70); Verdasca (Carlos Vicente, 88), Javi Ros (Torras, 84), Igbekeme (Soro, 88), Pep Biel (Buff, 46); Raí Nascimento (Pombo, 46) y Medina (Baselga, 70).

Árbitro: Recio Moreno (Comité Navarro). Amonestó a Benito (51). Esta vez no hubo VAR.

Goles: 0-1, min. 76: Javi Ros, de penalti. 1-1, min. 82: Juanmi. 1-2, min. 89: Soro.

Incidencias: Tarde muy calurosa en Tafalla, con 34 grados y un sol aplastante. El campo de San Francisco presentó un césped en buen estado. El Real Zaragoza vistió de rojo y azul, mientras que la Real Sociedad lo hizo con su primer uniforme, camiseta a rayas azules y blancas y pantalón blanco. Asistieron al choque alrededor de 1.500 espectadores, con ligera mayoría donostiarra.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual