Los 12 años en la élite de Ángel Lafita

A los 33 años, el jugador aragonés anunció este lunes su retirada del fútbol después de una intachable carrera de doce temporadas en la élite, cinco en el Real Zaragoza.

Ángel Lafita, manteado por sus compañeros tras lograr la permanencia en 2012.
Heraldo.es

A los 33 años y después de una vida ligada a la pelota, Ángel Lafita anunció este lunes su retirada del fútbol profesional. El jugador zaragozano hizo pública su decisión en un comunicado emitido a través de la peña zaragocista que lleva su nombre: "Confieso que no me encuentro con fuerzas para seguir compitiendo a un alto nivel y he decidido retirarme de este formidable deporte que tanta felicidad me ha dado", reconoció abiertamente.

Lafita aludió en sus palabras de despedida al Lafita niño, ese que quería ser futbolista y que cumplió su sueño en el club de su vida, el Real Zaragoza. "Desde que era niño tuve un sueño: llegar algún día a ser futbolista profesional. Nadie me dijo que iba a ser fácil. Pero amaba tanto este deporte que sabía que nada podría interponerse en conseguir lo que soñaba. Luché, caí y me levanté una y otra vez, pero manteniendo intacta mi ilusión. A menudo, pensé que no iba a lograrlo pero, en cada una de las situaciones más duras, podía más el corazón que la cabeza y siempre volvía a la pelea", rememora.

Lafita fue quemando etapas en las categorías inferiores del Real Zaragoza: el Juvenil, el filial... hasta llegar al primer equipo. El aragonés debutó de la mano de Víctor Muñoz el 28 de agosto de 2005 en el Vicente Calderón. "Aquel día se hizo realidad mi sueño en el equipo en el que nací al fútbol, mi Real Zaragoza", asegura. Desde aquella tarde, Ángel Lafita ha enlazado doce temporadas consecutivas en la élite del fútbol profesional. Dos seguidas en el Zaragoza, otras dos en el Deportivo, tres más en su regreso a la capital del Ebro, cuatro en el Getafe y una última en el Al-Jazira de Emiratos Árabes Unidos. En total, 310 encuentros como futbolista profesional en los que anotó 39 goles y repartió 26 asistencias. Sus 273 partidos en Primera División le convierten en el octavo aragonés con más encuentros en la máxima categoría.

El zaragozano siempre destacó por su potente zancada y por su capacidad para atacar con inteligencia los espacios, ya fuera jugando por detrás del delantero o acostado a la banda. Con el Real Zaragoza disputó 143 encuentros, anotando un total de 12 goles, algunos de máxima relevancia. Por ejemplo, el primero, el que marcó en El Sardinero para certificar el triunfo 0-2 frente al Racing. O los dos que anotó en el Bernabéu en 2011 para sumar una inolvidable victoria 2-3 ante el Real Madrid.

Sus dos goles más valiosos

Aunque, sin duda, sus dos tantos más relevantes fueron en la recta final de la temporada 2011-2012. Dos goles que se convirtieron en dos victorias y dos victorias que se transformaron en una quimérica salvación. El primero lo festejó en el minuto 91 de la 31ª jornada en El Molinón, frente al Sporting de Gijón, cazando en el área pequeña un centro cruzado de Franco Zuculini. Era el 1-2 para un equipo que creía en una salvación imposible con Manolo Jiménez.

El segundo se lo marcó al Racing de Santander, en La Romareda, en la penúltima jornada para voltear un 0-1 desfavorable y convertirlo en un 2-1 que dejaba la permanencia a tiro de victoria en Getafe, donde Lafita disputaría su último encuentro con la camiseta blanquilla. Su camiseta. "He puesto mi profesionalidad y mi máximo sentido de la responsabilidad al servicio de cada club que he representado: Deportivo, Getafe, Al-Jazira y, de un modo muy especial, el Real Zaragoza, el equipo de mi vida, sin el que nada hubiera sido posible", expresaba este lunes.

"Mi padre me contagió la pasión por el Real Zaragoza y siempre he sido un zaragocista de corazón. Jamás podré devolver el cariño que he recibido de mi ciudad y mi gente", continuaba en un escrito en el que también agradeció su "cariño eterno" a la peña que lleva su nombre, a sus "buenos amigos", a su "queridísima familia", a su "maravillosa mujer" y a sus tres hijos: Leo, Romero y Siena. De un modo especial, quiso acordarse de su "adorado abuelo" Francisco Lafita, fallecido en 2015. "Donde quiera que estés, quiero que sepas que nuestro recuerdo siempre te mantendrá vivo. Va por ti".

Etiquetas