Cabrera no tuvo el día

El uruguayo falló en el primer gol y después vio la roja.

No fue el día de Cabrera. El uruguyo falló en el primer gol y después vio la roja por una acción innecesaria que terminó de romper el partido. En el minuto 20, un fallo suyo en el marcaje a la salida de un córner permitió a Mata rematar solo y adelantar al Girona. A partir de entonces, los catalanes se hicieron con el control del juego y, poco después, llegó la acción que terminó de decantar el encuentro. En un balón dividido en el centro del campo, Cabrera se lanzó al suelo bruscamente, enseñando los tacos y golpeando a Eloi.


El colegiado no lo dudó ni in segundo. Le mostró la cartulina roja y dejó al Real Zaragoza con un hombre menos para el resto del encuentro. Demasiado castigo para un equipo incapaz de reaccionar, que solo tuvo opción de recortar distancias a balón parado.

Etiquetas