España, a casa y sin medallas

Una pájara tras el descanso propició una ventaja croata (16-21) que resultó insalvable para el espeso ataque hispano.

España, a casa y sin medallas
Efe

España se despide del Mundial de Francia en cuartos de final. Tres minutos de auténtica pájara tras el descanso sacaron a relucir las carencias del conjunto de Jordi Ribera, incapaz de enjugar la diferencia con un ataque atascado y fiado a las individualidades. Croacia supo jugar mejor sus cartas y es merecedora del pase a semifinales, donde se medirá a Noruega.


Desde el primer minuto de partido quedó claro que solo los pequeños detalles, los aciertos en los momentos clave iban a decidir el partido. De salida, Croacia falló en ataque y España se colocó por delante con su mejor arma, el contragolpe, pero enseguida se volvieron las tornas y fueron los croatas los que apretaron en defensa y dejaron en evidencia al ataque español. Tras los minutos de tanteo también fue evidente el distinto estilo de ambas selecciones. España solo era capaz de anotar desde los extremos, con jugadas de contragolpe o muy elaboradas; de hecho desde esa posición anotaron 10 de los 15 goles del equipo en la primera mitad. Mientras, los croatas mostraban sus credenciales desde el perímetro y siempre desde zonas centrales, con un Mamic completamente desatado, acompañado por los centrales Duvnjak y Cindric para sumar entre los tres 12 de sus los 17 goles de Croacia antes del descanso.


La defensa hispana no llegaba a tocar a los lanzadores croatas, especialmente a Mamic, que jugó a sus anchas hasta que Ribera optó por un 5-1, con Ángel Fernández de avanzado. Esta solución dificultó varios ataques croatas, pero los Hispanos no supieron rentabilizarlas en ataque ya que los croatas bajaban enseguida al balance y una vez que tenían formada su defensa a España le costaba muchísimo encontrar huecos. Además, el empecinamiento en jugar con Aguinagalde propició varias pérdidas que se sumaron a las intervenciones de Stepanovic para permitir que al descanso los croatas de marcharan con un 15-17 gracias a un gol casi sobre la bocina de Cindric, todo un especialistas en los lanzamientos entre líneas.


Pero lo peor estaba por llegar. España se encontró nada más comenzar la reanudación con la exclusión de Duvnjak y se obnubiló. Con pésimas decisiones en ataque y pérdidas absurdas, los croatas aprovecharon la pájara para endosar un 0-3 de parcial y poner en evidencia un fallido 5-1 en defensa por parte de los Hispanos. Con 16-21 (min. 34), Ribera pidió tiempo muerto y España se dispuso a comenzar una remontada casi imposible, pero que se facilitó con la exclusión de Musa instantes después y sobre todo con la aparición de Dujshebaev, que parecía ser la única opción ofensiva de España en esta segunda mitad.


El lateral zurdo encaraba a su par e intentaba superarlo y sus lanzamientos, con más fortuna que dirección, mantenían a España con opciones. Pero cuando los croatas también agotaron esa vía, a España se le apagaron los plomos. Si en la primera parte, los Hispanos elaboraban las jugadas y las finalizaban por los extremos, tras la reanudación con Rivera y Víctor Tomás apenas les llegaron balones, porque todo se fió a una primera línea en la que encima se lesionó Cañellas en los minutos finales. Un penalti fallado y un lanzamiento fuera sin portero alejaron la posibilidad del empate y cuando Croacia falló su último ataque y dio a los Hispanos la opción de forzar la prórroga, se pusieron en evidencia las carencias del ataque estático español y se consumó la eliminación.

Ficha

29 España (15+14): Pérez de Vargas (7 paradas), Balaguer (3), Dujshebaev (5), Cañellas (2), Viran Morros, Guardiola (1), Ángel Fernández (7) -siete inicial-, Corrales (7 paradas), Víctor Tomás (3), Sarmiento (1), Raúl Entrerríos, Aguinagalde (1), Goñi (2), Dujshebaev (5), Valero Rivera (3, 2 de penalti).


30 Croacia (17+13): Pesic (2 paradas), Mandalinic, Strlek, Duvnjak (3), Musa (3), Sebetic (1) y Horvat (4, 1 de penalti) -siete inicial-, Stevanovic (9 paradas), Kontrec (2), Stepancic (2), Gojun (1), Matulic, Mamic (9) y Cindric (5).


Parciales cada cinco minutos: 3-3, 7-6, 8-9, 11-12, 14-15, 15-17, 16-21, 20-23, 24-26, 26-27, 28-29 y 29-30


Árbitros: Gjeding y Hansen (Dinamarca). Excluyeron a Horvat (min. 8), Duvnjak (min. 31 y 42) y Musa (min. 45), y Valero Rivera (min. 40).


Incidencias: Partido disputado en L'Arena de Montpellier, ante 6.749 espectadores.

Etiquetas