El campo de fútbol de la Azucarera, sin partidos este domingo

Los bomberos solucionaron el sábado por la tarde los problemas de una nave contigua por el viento, pero el club ya había decidido suspender los partidos de sábado y domingo.

El campo de fútbol de La Azucarera.

El campo de fútbol de la Azucarera permanece cerrado este domingo sin partidos. La Policía cerró la instalación el sábado por el riesgo del fuerte viento. Los bomberos de Zaragoza solucionaron el problema de una nave contigua el sábado por la tarde, pero los partidos de sábado y domingo ya se habían suspendido. 

Los bomberos aseguraron la mayoría de las láminas del tejado de la nave, de material sintético, que corrían el riesgo de caer por el viento, y arrancaron otras. El Ayuntamiento ha informado de que este domingo no hay riesgo y las instalaciones del campo de fútbol pueden volver a utilizarse.

En los trabajos sobre la cubierta de esta nave participaron 14 profesionales en dos equipos: uno por la mañana que estuvo tres horas intentando asegurar la cubierta, y que tuvo que abandonar las tareas por problemas de seguridad, y un segundo equipo que acudió por la tarde, cuando las rachas de viento lo permitieron. A las 18.30 se dio por terminado el servicio.

Sobre las diez de la mañana del sábado se presentaron los bomberos de Zaragoza en el campo municipal de fútbol de la Azucarera, tras la llamada de los responsables del club San Gregorio Arrabal, por el miedo que tenían que se desprendiesen las placas del tejado de uralita de una nave anexa a la instalación, como ocurrió en el mes de marzo del año anterior sin que el propietario haya tomado ninguna medida, por las fuertes rachas de viento que soplaba en Zaragoza, llegando a más de 90 kilómetros por hora

Los bomberos realizaron una inspección ocular del tejado de casi tres horas y vieron que no era problema de una o varias lamas, si no que todo el tejado estaba suelto, una circunstancia que no podían solucionar, con grave riesgo para los participantes en los partidos de fútbol. A esto, que la Policía municipal se presentó en la instalación para levantar acta de los sucedido y trasladarla al Ayuntamiento de Zaragoza. La Policía decidió cerrar el campo por seguridad y desalojó a cerca de un centenar de personas.

Un total de 12 partidos no se podrán jugar este fin de semana, para ello, los miembros del club zaragozano se pusieron en contacto con la Federación el Colegio de Árbitros y los equipos, para comunicarle la decisión de la policía municipal de Zaragoza. Independientemente del daño ocasionado al no poder jugar los partidos de fútbol durante este fin de semana, los responsables del bar acumularán una pérdida al tener que cerrar el bar de campo, igualmente.  

Más información del deporte aragonés en la web de Afición

Etiquetas