Jesus Cabrero cuelga los guantes y se calza las botas en el Bolea

El exguardameta, con casi 200 partidos en Segunda División, juega de centrocampista con el equipo de su pueblo, en Segunda Regional

Jesús Cabrero posa con su equipo de Segunda Regional
Bolea CF

Jesús Cabrero, portero profesional de fútbol, de 37 años, natural de Bolea (Huesca), se retiró como futbolista la pasada temporada en el Mallorca tras jugar casi 200 partidos en Segunda División. Para «matar el gusanillo» como dice el cancerbero juega en el equipo de su pueblo, Bolea, en Segunda Regional, en el que ya ha disputado cuatro partidos, pero no de portero, puesto que ha desempeñado toda su carrera deportiva, si no de centrocampista. «Me propusieron jugar con los amigos de mi pueblo y no dudé ni un momento en echarles una mano. Es una manera de no alejarme del fútbol, porque físicamente me encuentro muy bien»

La localidad oscenses de Bolea es una población que ronda los 500 habitantes, a unos 20 kilómetros de Huesca, donde la ilusión por el fútbol ha renacido en los últimos tiempos. «Hace dos años el campo era de tierra y ahora es de césped natural. La gente tiene mucha ilusión de tener vivo el club. Además, juegan 11 o 12 jugadores que son de la localidad o alrededores, y otros nacidos o vinculados a Bolea, y esto hace que vaya mucha gente al campo de fútbol», comenta Cabrero. El Bolea va situado en posiciones de ascenso a Primera Regional, categoría donde ha estado tan solo una vez hace 40 años.

El cancerbero, que ha jugado casi 200 partidos en Segunda División, y que ha militado en el Huesca, Zaragoza B, Albacete, Mallorca, Burgos y Cartagena, entre otros, trabaja actualmente en la AFE y es el encargado de informar a los jugadores de Tercera División de Aragón, Cataluña y Baleares de sus derechos. «Nosotros desde la AFE llevamos trabajando con los equipos de Tercera División tres años -aunque Cabrero lleva solo uno- en mejorar las condiciones de los futbolistas de esta categoría», señala.

La Federación Española de Fútbol quiere profesionalizar la Segunda B y la Tercera División. «Cada vez hay más jugadores profesionales en Tercera División, que viven de esto, sobre todo el Cataluña. También en Aragón se están haciendo mejor las cosas, dando de alta a los jugadores en Seguridad Social y haciendo contrato», comenta Cabrero

Más información del deporte aragonés en la web de Afición

Etiquetas