El fútbol aragonés despide a Gerardo Molina, vicepresidente de la Federación Aragonesa de Fútbol

Muchísimos presidentes, directivos, árbitros y hombres ilustres del fútbol aragonés quisieron arropar a la familia

Entierro de Gerardo Molina, vicepresidente de la Federación Aragonesa de Fútbol
Rubén Losada

El fútbol aragonés le dio este sábado el último adiós a Gerardo Molina, vicepresidente de la Federación Aragonesa de Fútbol, fallecido el pasado jueves tras ser operado de urgencia el pasado martes.

Cientos de personas quisieron sentirse partícipes en esto momentos del dolor desgarrador de la familia: Mari Carmen, su esposa, y su hijo, Gerardo, desde toda la cúpula de la Federación, encabezada por su presidente Óscar Fle, bastante afectado, vicepresidentes, empleados y demás directivos de la misma, así como los presidente del Comité de Árbitros, Paco Ramo y del Comité de Entrenadores, Agustín Cirac, Pedro Aróstegui, director de la Escuela de Entrenadores, hasta innumerables presidentes y directivos del fútbol aragonés que se desplazaron desde sus localidades para despedirse de un hombre noble y defensor de los derechos del fútbol aragonés en muchos foros.

Gerardo, de 72 años, estuvo casi 40 años ligado al fútbol aragonés, empezando en labores directivas como presidente del CD Boscos, aquél club de fútbol del colegio de Salesianos que trabajaba la cantera de una forma excepcional, y de allí salió Víctor Muñoz, uno de los mejores jugadores aragoneses. También desarrolló labores como directivo en el fútbol del Estadio Miralbueno El Olivar y presidió el club Grúas Portillo de fútbol Sala.

En la actualidad era el vicepresidente económico de la Federación Aragonesa de Fútbol y la mano derecha de Óscar Fle en los asuntos económicos y varios temas deportivos. Gerardo Molina deja un hueco difícil de reemplazar en la Federación Aragonesa de Fútbol por sus conocimientos en este deporte a pie de campo y en los despachos. Hombre noble, correcto, trabajador en beneficio de fútbol aragonés, y dispuesto a atender a todo el mundo para aclarar temas deportivos y económicos. Igualmente, ha sido un luchador incansable en las comisiones de trabajo de la Federación Española de Fútbol para defender al fútbol aragonés en este foro tan complicado como es Madrid.

No quisieron faltar a esta despedida hombres ilustres del fútbol aragonés como José María Ara, Ángel Aznar, Alfredo Cucalón, Paco Ledesma, Carlos Casaus, Paco Checa, Andrés Moltó, Pepe Marco, Carlos Berdejo, José Antonio Iniesta, Manolo Ceamanos, José Luis Iranzo, Bruno Moro, Miguel Pérez, Luis Ángel Corredera, Ángel Luis Bueno o Paco Giménez, entre otros.

Así como un gran número de presidentes o representantes del fútbol aragonés: Pedro Sancho (Illueca), Faustino Lorente (Montecarlo), Miguel Asensio (Valdefierro), Enrique Burillo (Herrera), Jaime Navarro (Calatayud), Juan Aparicio (San Fernando), Tomás Alquézar (Juventud), Jesús Navarro (Ebro), Ismael Serrano (San Gregorio), Ramón Lozano (Real Zaragoza), Néstor Pérez (SD Ejea), Carmelo Alcaine (Zaragoza CFF), Ney (Figueruelas), José Luis Hernández (Giner Torrero), Cecilio García (Casetas), José Luis Bueno (Escalerillas) y expresidentes de otras épocas, árbitros y entrenadores. Además, muchos más dirigentes se acercaron al tanatorio de Torrero el pasado viernes durante toda la tarde para darle el pésame a la familia y a directivos de la Federación Aragonesa de Fútbol.

Más información del deporte aragonés en la web de Afición

Etiquetas