Barceló y Samitier quieren seguir creciendo en el Euskadi-Murias

Los dos ciclistas aragoneses analizan la que será su segunda temporada en el pelotón profesional.

Barceló y Samitier, en la salida de la primera etapa de la pasada Vuelta Aragón.
Antonio García/Bykofoto

El equipo ciclista revelación de la temporada 2018, el Euskadi-Murias, volverá a contar esta nueva temporada con los profesionales aragoneses Fernando Barceló, que no se conforma con lo hecho en su debut en la categoría y quiere más, y con Sergio Samitier, quien tratará de seguir aprendiendo y dando pasos al frente.

La puesta de largo del equipo de categoría Continental que dirige Jon Odriozola este miércoles, a las 19.00, en el Centro Comercial Niessen de Errenteria (Gipuzkoa) supone el arranque de su segunda temporada en la elite del pelotón ciclista tanto para el oscense Barceló (Huesca, 1996) como para el barbastrense Samitier (Barbastro, 1995).

Con dieciocho ciclistas en plantilla y un amplio y completo calendario, al que se ha unido en las últimas horas la confirmación para la Flecha Valona, las oportunidades de competir en algunas de las mejores pruebas del mundo en esta nueva temporada no les van a faltar.

Barceló firmó en la novena y penúltima etapa del Tour del Porvenir, aunque defendiendo los colores de la selección española, su primera victoria entre los mejores, que supuso también un reencuentro del triunfo del ciclismo aragonés con la elite, del que estaba huérfano desde que en 2015 Ángel Vicioso logró su última victoria en el Gran Premio Miguel Indurain.

Tanto Barceló como Samitier reconocen en declaraciones a EFE que entre sus objetivos el principal es hacerse un hueco en el ocho que tomará la salida en la Vuelta a España 2019 en Torrevieja (Alicante) el próximo 24 de agosto, pero son conscientes de lo mucho que se juega allí el equipo y de lo alto que puso el listón su compañero Óscar Rodríguez con su triunfo en la decimotercera etapa de la pasada edición en el alto de La Camperona.

El oscense hace un balance "muy bueno" de su primer año como profesional tanto en lo referente a resultados como en la adaptación a una nueva manera de correr, pero tiene muy claro que de antemano no se conforma con los resultados obtenidos, sino que quiere mejorar.

"La intención para este 2019 es conseguir ser regular en el rendimiento durante todo el año. Ganar siempre es complicado, pero la victoria en el Tour del Porvenir fue algo increíble porque allí está la gente del futuro y para los sub-23 es la prueba más importante del año", asegura.

De su victoria en Val d'Isere explica que fue el reflejo de su manera de ver el ciclismo: "ir al ataque para tratar de sorprender y dándolo todo hasta el final".

Para este nuevo año, las primeras carreras que afrontará durante el primer mes ya las tiene marcadas en lo que califica como "un calendario muy bueno", con su participación en pruebas en las que va a coincidir con varios de los mejores ciclistas del mundo, como el campeón del Mundo Alejandro Valverde (Movistar).

Barceló recuerda que tras la presentación, el primer lugar donde volverá a encontrarse con sus compañeros, ya con el dorsal puesto, será en el Cinturón de Mallorca, que abre el calendario internacional en España, aunque otros ciclistas ya han empezado a competir en las antípodas australianas, como es el caso del jacetano Jaime Castrillo en el Tour Down Under.

Tras las pruebas mallorquinas, en las que podría no competir en todas, ya que se trata de una 'challenge' en la que los equipos pueden ir combinando sus ciclistas, los siguientes objetivos los tendrá en la Vuelta a Murcia o la Clásica de Almería, para cerrar su primer mes de competición en el Tour d Haut Var en Francia.

Por su parte, Sergio Samitier reconoce que llega a su segunda temporada "con ilusión", a una categoría que ya conoce y en la que sabe las diferencias que va a encontrar con respecto a sub-23, porque "se corre más a tirones y aquí cuando se abre gas ya no se para".

El barbastrense explica que de inicio no se quiere marcar objetivos concretos y su pretensión es estar "más o menos bien durante toda la temporada", aunque tiene claro que la mejoría le llegará por afinar "más los entrenamientos, la alimentación y mejorar la colocación y estar más en cabeza, o sea, dar un paso más hacia delante".

"Con lo que hice la temporada pasada, en un año de aprendizaje, estoy contento, pero soy un corredor joven y todavía me queda margen para madurar. En esta categoría se corre diferente y en aficionados me gustaba ir a cola y luego pasaba, pero aquí todo se paga. Espero superar esa inmadurez y estar más centrado, además de hacerlo mejor en las bajadas o comerme menos látigos", confiesa.

Samitier se muestra entusiasmado y "alucinado" por el nivel de calendario que van a tener en el Euskadi-Murias y que "quisieran tener la mayoría de los equipos", además de que cuentan con un presupuesto muy ajustado entre los de la categoría "pro-conti" frente a algunos que fichan a corredores "de un millón de euros" y cuyo objetivo es intentar estar en el Tour de Francia.

También valora el nivel de eficiencia del equipo que dirige Jon Odriozola, a pesar de estar claramente por debajo en presupuesto con otros equipos y la apuesta que hace "por los corredores jóvenes".

"Odriozola coge jóvenes que hacen algunos puestos interesantes y van creciendo. Le gustan los retos difíciles y sacar a estrellas, aunque luego se los lleven a otros. Es como en fútbol el Sevilla, que saca a buenos jugadores y luego viene el Madrid o el Barcelona y los ficha", afirma.

Sobre las carreras en las que le gustaría tener la oportunidad de competir esta temporada están todas las grandes del calendario nacional como la Volta a Catalunya, la Itzulia y la Vuelta a España.

Al igual que su compañero y amigo Barceló, el de Barbastro ya tiene marcados los escenarios para sus primeras pedaladas en 2019 que serán también en Mallorca para luego seguir en las Vueltas a Valencia, Murcia y Andalucía y "luego lo que venga". 

Etiquetas