Corrales sufre un golpe en la rodilla tras caerle una valla en el entrenamiento

El portero será sometido a diferentes pruebas para comprobar si tiene alguna dolencia mayor y saber si podría estar para jugar.

Corrales sufre un golpe en la rodilla tras caerle una valla en el entrenamiento
Efe

El portero de la selección española de balonmano, Rodrigo Corrales, protagonizó el susto de la jornada tras sufrir un golpe en la rodilla izquierda, tras caerle encima de la pierna las vallas que rodean la pista de juego del Lanxess Arena de Colonia durante el entrenamiento del conjunto español.

El jugador que fue inmediatamente atendido por el médico de la selección, el doctor Juan José Muñoz Benito, sufrió una "contusión importante" en la pierna izquierda, que pese a que en un principio no afectó a los huesos, preocupa a los servicios médicos del conjunto español.

"Ha recibido un traumatismo muy fuerte en la rodilla y la pierna izquierda que le han provocado un abrasión y un fuerte hematoma. Lo que nos preocupa es que el golpe le ha pillado girando la rodilla cuando intentaba evitar la caída de la valla", explicó el doctor Muñoz Benito.

Una circunstancia que obligará al portero en las próximas horas a distintas pruebas para comprobar si tiene alguna dolencia mayor, pese a que en un principio no parece que tenga afectado ningún hueso.

"Aparentemente a nivel de huesos está bien, pero tenemos que valorarlo más en profundidad, el problema insisto es que le ha pillado con la rodilla en rotación y él ha sentido ahí un dolor, por lo que le someteremos a unas pruebas para ver como está esa rodilla por dentro", añadió el doctor.

Dolencias que, como recalcó el doctor Muñoz Benito, si no vienen acompañadas de ninguna lesión asociada no impedirían a Rodrigo Corrales participar en el encuentro que enfrentará mañana a España con Francia.

"Mañana va a estar muy dolorido, pero si no hay lesiones asociadas sí podría estar para jugar, aunque por ahora debemos ser prudentes", señaló el médico de la selección.

Igualmente fue golpeado por la caída de la valla el extremo Aitor Ariño, que, sin embargo, no tuvo ningún problema para continuar con la práctica.

"Aitor también se ha dañado en la misma acción. Ha recibido golpe, pero, sobre todo, es lesión de partes blandas, tiene una abrasión de la piel", concluyó el doctor Muñoz Benito.

Etiquetas