El Tecnyconta mantiene la fe

Fabio Santana aboga por "aprender de la derrota" contra el Obradoiro y recuperar "ya mismo" la mejor versión del equipo.  

Santana, durante el entrenamiento de este martes.
Aránzazu Navarro

La derrota del pasado sábado ante el Obradoiro, en el pabellón Príncipe Felipe, supuso un tropiezo inesperado para el Tecnyconta Zaragoza (78-86). Sobre todo porque el cuadro aragonés, cada vez más seguro de sus fuerzas, había elevado su rendimiento en las últimas jornadas y había fortalecido sus aspiraciones en el curso actual. Sin embargo, sometido por el devastador acierto de Kostas Vasileaidis (33 puntos, con 10 triples convertidos), el Tecnyconta dobló la rodilla ante un rival que, por entonces, había contabilizado un único triunfo en sus últimos ocho compromisos. La oportunidad perdida resultó manifiesta: "Da la sensación de que dejamos escapar una gran ocasión para seguir sumando, y más aún cuando jugábamos en casa. Viendo toda la gente que vino a apoyarnos, fue una lástima", se lamenta el base Fabio Santana, consciente de que "toca levantarse ahora" con la mayor prontitud.

En este sentido, el paréntesis liguero por los compromisos internacionales le sobrevino al equipo aragonés en su mejor momento de la temporada: después de cuatro victorias consecutivas (Tenerife, Breogán, Estudiantes y Joventut), y tras haber haber completado ante los catalanes, en su actuación más reciente, uno de los partidos más completos de su historia. De hecho, el Tecnyconta superó al equipo verdinegro por 46 puntos de diferencia (122-66), lo que supuso un récord para la entidad. En sus diez temporadas en la ACB, el conjunto zaragozano nunca había conquistado un triunfo tan amplio y concluyente.

Pero el Obradoiro, agarrado a su efectividad desde el perímetro (17 triples anotados), derribó todas las previsiones en el pabellón Príncipe Felipe y frenó la exitosa trayectoria del cuadro aragonés. "Ellos estuvieron muy enchufados. Además, jugaron mucho más cómodos de lo que pretendíamos, sobre todo en la salida de los indirectos", confiesa Santana, quien insiste en la necesidad de "tirar hacia delante" y de centrarse "ya mismo en el partido ante el Manresa", el próximo rival de los zaragozanos.

El base, eso sí, considera imprescindible tomarse la última derrota como una enseñanza: "Llevábamos cuatro victorias consecutivas, la última con récord histórico, pero después han venido el parón liguero y la derrota. Esto nos baja a la tierra, por todo lo que veníamos escuchando de la Copa del Rey faltando siete partidos todavía", recuerda el jugador, quien advierte de la complejidad de una competición "en la que no existe ningún encuentro fácil".

"En la Liga Endesa hay que ir partido a partido –añade–. Y debemos dar el máximo de cada uno de nosotros, porque si no ocurre lo que ocurre: que cualquier equipo te puede ganar". Por ello, el vestuario pone ya sus miras en el duelo del próximo domingo en Manresa, ante un oponente que acumula seis victorias en el presente curso. "Lo están haciendo muy bien. No es lógico que un recién ascendido empiece así de fuerte el campeonato", explica Santana, en referencia a la sexta posición que ocupan actualmente los catalanes.

"Esta última derrota nos tiene que servir para aprender", reitera el base, quien no olvida "el buen trabajo" que viene desarrollando el equipo zaragozano desde el inicio de la competición. "Tenemos que seguir mejorando, ser generosos y competir lo mejor posible, en la misma línea que veníamos haciéndolo", anuncia Santana, que mantiene la fe intacta en la plantilla aragonesa: "No será fácil ganar en Manresa, pero podemos hacerlo. Ya lo hemos demostrado en pistas tan complicadas como esa".  

Etiquetas