Una rivalidad olímpica que termina en boda

La capitana de la selección de hockey sobre hielo de Estados Unidos y una excapitana canadiense se han casado este fin de semana.

Las novias, Gillian Apps y Meghan Duggan, en una imagen de Instagram.

El amor lo puede todo. Hasta unir a dos competidoras en un deporte tan poco dado a la sutileza como el hockey sobre hielo. Ha ocurrido con las selecciones femeninas de Estados Unidos y Canadá, dos países donde el hockey es un asunto muy serio y donde, quizá por aquello de la vecindad, la rivalidad entre ambos equipos está a la altura de la que enfrenta al Madrid y al Barça.

Y sin embargo, la capitana del equipo estadounidense, Meghan Duggan, y la excapitana de la selección canadiense hasta su retirada en 2015 Gillian Apps se han casado este fin de semana.

La propia Duggan ha compartido una romántica foto de la ceremonia, que se celebró en una granja de la localidad de Pownal, en el estado de Maine (EE. UU.). "El día más increíble de mi vida", es el texto que acompaña a la imagen.

Su ya esposa también ha enseñado un instante de la fiesta en su red social: "No me queda más que sonreír después de este increíble fin de semana", ha escrito. 

Las novias se enfrantaron en las finales de dos citas olímpicas, las de 2010 y 2014, cuando ambas eran las capitanas de sus respectivos equipos. En las dos ocasiones, las canadienses se llevaron la medalla de oro. En cualquier caso, el nuevo matrimonio va sobrado de metales, y entre las dos acumulan cuatro oros olímpicos.

No es el primer romance entre estrellas del hockey femenino de ambos países que termina en boda, según ha recordado este miércoles la revista 'Vanity Fair'. La que fuera capitana estadounidense Julie Chu y Caroline Ouellette, que lideró el equipo de Canadá, están casadas y tienen una hija. 

Etiquetas