Menu lateral amp
Armas

"En el mundo del tiro, la seguridad es la reina"

La Federación Aragonesa de Tiro cuenta con casi 2.000 personas federadas. Su presidente, Vicente Picazo, destaca el buen nivel de Aragón en este campo, demostrado con el triunfo del oscense Rafael Velasco en el Campeonato del Mundo de Armas Históricas. 

Actualizada 12/09/2018 a las 13:30
El deportista oscense Rafael Velasco Otal (a la derecha) ganó el 28º Campeonato del Mundo de Armas Históricas, que se disputó del 19 al 25 de agosto en Austria, en la modalidad Tanzutsu, pistola de mecha.


Hace unos días era noticia el triunfo del oscense Rafael Velasco en el 28º Campeonato del mundo de Armas Históricas que tuvo lugar en Austria. El aragonés regresó a casa con dos medallas de plata y una de bronce y proclamándose 3º en la categoría de equipos. Entre los participantes también hubo un zaragozano, Ángel Pérez, que logró un 9º puesto en su modalidad. “A esta competición asistieron casi 500 tiradores de más de 25 países, por lo que valoramos la participación aragonesa como una verdadera maravilla”, explica Vicente Picazo, presidente de la Federación Aragonesa de Tiro.

El zaragozano asegura que este deporte está de moda, y que se llevan a cabo numerosos esfuerzos desde las distintas federaciones para que no se pierda su interés entre los más jóvenes. La federación aragonesa nació en los 80, y desde hace 18 es presidida por Picazo.

En la actualidad cuentan con unas 2.000 licencias federativas, la mayoría de hombres de entre 35 y 55 años, la inscripción es gratuita hasta los 21 años. “Con esta medida tratamos de acercar a la gente más joven a este deporte dándole todas las facilidades. A partir de esa edad el precio es de 65 euros al año e incluye la licencia de la Federación Española”, explica.

“Uno de los mayores cambios que hemos notado ha sido en lo que se refiere a las modalidades más seguidas. Con el tiempo se han establecido medidas de seguridad más restrictivas que han encarecido pruebas más clásicas como el tiro al plato, por ejemplo”, explica Picazo. Hoy, los tiradores apuestan más por la modalidad de precisión. En su opinión, el futuro del tiro está en las modalidades olímpicas, tanto de arma corta como larga.

En Aragón existen numerosos clubes de tiro, como los de Huesca, Zaragoza y Teruel, así como en Monzón, Fraga, Binéfar o Mediana, entre otros. “Otra de las peculiaridades de Aragón radica en que para obtener la licencia de tipo F –la federativa- hay que pertenecer a un club que disponga de instalaciones, y hay que ser deportivamente activo. Si no, la licencia puede ser retirada”, afirma Picazo.

Aragón ha sido pionera, además, a la hora de establecer las mismas pruebas para hombres y mujeres. “En el resto de España y del mundo existen diferencias en número de disparos, tiempos, y se les califica por separado. Aquí les ofrecemos las mismas condiciones, y cada vez son más mujeres las que participan”, añade.

Por otra parte, el presidente de la Federación Aragonesa de Tiro asegura que la seguridad es el pilar del deporte del tiro, y que está presente en todo momento. “Durante una competición, ante la más mínima duda de que las condiciones de seguridad no se están dando, se puede llegar a descalificar a un participante. Los árbitros están muy pendientes de ello”, afirma.

Para lograr una de estas licencias federativas de tipo F es necesario pasar un examen realizado por la Federación en colaboración con la Guardia Civil, así como un curso de preparación teórica de dos días y cuatro de prácticas. El quinto día se desarrolla el examen de tiro. “Durante todo el proceso la seguridad es la reina”, asevera.

Precisamente, uno de los profesores de tiro de la Federación Aragonesa es Miguel Ángel Villamañán. “Sin duda es un buen ejemplo de trabajo y perseverancia, y una de nuestras figuras con futuro”, afirma Picazo. En tan solo una década, este vecino de Fuentes de Ebro de 43 años ha reunido más de 200 premios, más de la mitad primeros puestos, entre los que se incluyen 17 campeonatos de Aragón, 15 provinciales y 40 Autonómicos; así como el tercer puesto en el Campeonato Nacional de Barcelona –donde logró ser récord de Aragón-.

Pasión y concentración

El tiro olímpico es un deporte individual con gran incertidumbre en los resultados, se busca un equilibrio perfecto entre cuerpo y mente. El estado de ánimo, psicológico y lo que nos rodea influye en gran medida en los resultados”, asegura.

En la actualidad, el zaragozano trabaja junto a Javier Artajona en la apertura de una galería de tiro en Fuentes de Ebro, donde ya tienen creado su propio club en el que participan unas 20 personas. En su caso, llegó a este deporte por casualidad: “Yo competía en carreras de quad, pero una lesión en el hombro me obligó a retirarme por lo que comencé a buscar otro deporte”.

Fue a raíz de una conversación con un familiar relacionado con este mundo cuando decidió obtener su licencia en 2007, y participar en sus primeras competiciones un año después. “Para mí este deporte es un reto constante, implica una superación personal y te exige la capacidad de evadirte por completo de tus problemas. Si no estás concentrado, no das en el blanco”, afirma.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual