Vuelta ciclista a España

Aroma a ciclismo

Los equipos de la Vuelta aprovechan la jornada de descanso para limpiar y pulir las bicicletas y preparar el avituallamiento en distintos hoteles de la capital y alrededores.

Los ciclistas pasean por Zaragoza
A.A.C

La Vuelta ciclista a España ya descansa en Aragón. Los equipos llegaron este lunes por la noche a sus respectivos hoteles, dispersos por toda la provincia de Zaragoza, donde permanecen tres noches hasta su salida en Maella el jueves. 


Este martes es día de descanso pero las bicicletas no paran de rodar. Los equipos aprovechan la interrupción de la competición para limpiar y pulir todos los elementos necesarios para la crono de este miércoles en Tarazona y los deportistas relajan las piernas con entrenamientos suaves.


Es en la capital aragonesa donde se concentran la mayor parte de los equipos que compiten en la ronda española. Trece de los 22 clubes participantes se reparten por calles zaragozanas: Vacansoleil-DCM, Astana Pro Team, Movistar Team, Cofidis Solutions Credits, Team Argos-Shimano, Team Netapp Endura, Radioshack Leopard, Sky Procycling, Garmin-Sharp, Orica Greendge, AG2R La Mondiale, Belkin Pro Cycling Tean y FDJ.FR.


Otros prefieren la tranquilidad de pueblos como Utebo donde se hospedan el Cannodale Pro Cycling, Lampre-Mérida, Euskaltel-Euskadi, Katusha Team, Team Saxo-Tinkoff. O la cercanía a la salida de Tarazona, donde descansan los ciclistas del Omega Pharma-Quickstep. También San Juan de Mozarrifar recibe al BMC Racing Team y Lotto Belisol y en la Puebla de Alfindén reposta el Caja Rural.


Por las calles de Zaragoza este mediodía se ha podido ver entrenar a algunos de los ciclistas, que se tomaban de forma relajada el paseo matutino en bicicleta. Los del Lotto Belisol han parado en el paseo de la Independencia antes de seguir las vías del tranvía hacia las murallas. Mientras que los del Cofidis salían del hotel Palafox por César Augusto.


Turistas y zaragozanos se sorprendían ante la presencia de camiones y bicicletas por las calles, que han hecho las delicias especialmente de los más pequeños. Algunos niños soñarán esta semana un poquito más con dedicarse al deporte de dos ruedas. Además, ante las conversaciones de los trabajadores en otros idiomas se daban cuenta de la importancia de conocer otras lenguas. "Ahora tendré que aprender francés y alemán y no sé qué más", lamentaba un pequeño paseando ante los camiones del Cofidis.


La próxima semana, concretamente el lunes por la noche, algunos de los equipos ciclistas descansarán de nuevo en la provincia de camino a la etapa de Calahorra que sucede a los exigentes Pirineos.

Etiquetas