Blog - El buen jardinero

por David Navarro

Consigue el 'look' botánico industrial

Está de moda, por sus colores sugerentes y las maderas cálidas que contrastan con el metal. Se ve en oficinas, casas... estas son sus claves

Paredes de cemento, muebles de metal, plantas y maderas envejecidas. Las claves del estilo botánico industrial

Está de moda decorar con el ‘look’ botánico industrial, un concepto que combina el metal y el estilo ‘almacén’ con la vegetación y las maderas cálidas. En realidad, se trata de un estilo que ha tenido un amplio auge en dos ambientes muy distintos: cafeterías y bodas. Las primeras, en su afán de crear espacios diferentes de decoración (y que queden bien en las fotografías que después se suben a Instagram) y en el caso de las bodas, porque el estilo campestre ya estaba tan sobresaturado que se añadieron otros ambientes. El resultado es un conjunto que sorprende por su contraste y que, buenas noticias, no es caro de conseguir.

Las claves

Para conseguir un estilo botánico industrial hay que añadir a nuestro ambiente diversas plantas, que combinan con determinados elementos. En concreto, el metal, las paredes o suelos de cemento, y las maderas envejecidas. Es un conjunto que suma el verde, el marrón y el gris y al que se añaden complementos blancos, ocres, azul piedra...

Para empezar, hay que tener en cuenta las paredes. Existen papeles pintados que imitan las superficies de cemento y que quedan perfectos para conseguir este estilo. Con ese gris de fondo combinan los cuadros de inspiración botánica (de fondo oscuro, para que las hojas destaquen con mayor intensidad), los muebles en blanco roto decapado... Para la mesa, se puede aprovechar alguna antigua, de patas de hierro, o comprar nosotros alguna de segunda mano y tunearla. Un tablero que apenas cuesta 20 euros servirá de superficie. El tablero lo venderán de color natural y se puede envejecer con algún tinte, hasta darle un toque más oscuro. Basta después con cubrirlo con un barniz mate. Las sillas pueden ser taburetes de taller (si tenemos suerte de conseguirlos baratos), pero están muy de moda ahora las de metal, con colores verdes muy vivos o negros.

Con el botánico industrial se puede ir a por todas y conseguir el ‘look’ total o bien simplemente añadir alguno de estos elementos. Si la pared es neutra, basta con colgar algunas láminas botánicas y elegir bien la mesa y las sillas y la estancia ya tendrá un aspecto diferente y muy moderno. Si tenemos una de esas sillas metálicas tan de moda, detalles textiles (cojines, camino de mesa, cortinas) y algún cuadro serán suficientes. Pero, sobre todo, que no falten plantas.

Por ejemplo...

 

PLANTAS. Son las grandes protagonistas del estilo, las variedades de interior que aportan un toque natural. Pueden estar en pequeñas macetas, grandes contenedores, colgantes, en un alféizar, protegidas por una mampara...

MADERA Y METAL. Los otros dos elementos fundamentales:la madera oscura y envejecida y el metal en las patas de las mesas, las sillas, la forja de la estantería, los detalles...

PAREDES. Los papeles que imitan el cemento o que incluyen un importante componente gris piedra son clave para que la estancia tenga el aspecto de taller que importa en el concepto industrial.

COMBINA. En pisos ya decorados se pueden añadir detalles: pintar algunos muebles de azul piedra, comprar una nueva pantalla de lámpara con motivos vegetales, colocar un jarrón estratégicamente...

Etiquetas