Menu lateral amp
La voz de mi amo

El samurái del rock aragonés, Mariano Casanova

El ‘alma mater’ de Distrito 14 culmina su segunda gira por Japón.

06/09/2018 a las 05:00
Mariano Casanova y dos de sus constantes vitales: la guitarra y la soledad.Mariano Casanova


En alguna ocasión lo he escrito o lo he comentado oralmente (no recuerdo), pero hace mucho tiempo que Mariano Casanova, antes Chueca, tenía que estar pegando pólizas en una oficina o atendiendo clientes en un banco, o retomando sus estudios de Derecho para convertirse en juez bonachón…, qué sé yo. Una broma simplona para, en definitiva, escenificar su resistencia, “los 200 golpes y tres acordes”, como cantaba en su disco en solitario, que le ha dado el oficio de cantor y, pese a ello, contra lo que hubiera hecho el común de los mortales, seguir adelante. Por algo esencial: porque la música y él son un solo cuerpo, una sola alma. No hay bisturí que los separe. Imposible.

Y como por estos lares (da lo mismo los locales que los nacionales, aunque dan más rabia los primeros) “ha perdido la batalla del bisnes”, como canta en ‘Nuestra libertad’, lo que significa que no se ha reconocido su talento en toda su plenitud, y, por tanto, se le han escatimado méritos y seguramente la subsistencia cotidiana, ahí lo tenemos fuera, pateándose el planeta no buscándose las alubias, sino a sí mismo, mostrando uno de los ejercicios más bellos del ser humano, la creación, es decir, esparciendo sus canciones emocionales, con esa voz profunda que encontró al escuchar a Kevin Ayers.

Ahora está de nuevo en Japón. Si mal no he leído en su web, el día 6 de este mes termina una gira acústica de seis conciertos que inició el pasado 15 de agosto. A pecho descubierto, él solo, sin nadie que le acompañe en el viaje, ejerciendo de auténtico samurái del rock aragonés, de guerrero imbatible que no caerá en la batalla aunque le rebanen la medular.

Por Facebook se le pueden seguir los pasos. Emociona y enternece verlo con su guitarra y sus melodías ante un público atento al que una traductora le transmite sus palabras. Y más aún emociona verlo compartir escenario con músicos del lugar en una simbiosis de culturas que hablan de la universalidad de la música. Fantástico.

Pero también estaría bien que por estos pagos tuviera más oportunidades para exponer esa música suya y personal que él denomina como “rock del fondo del río”, esas canciones que empezó a plasmar con Distrito 14 en los ochenta y que han dado lugar a discos tan excepcionales como ‘El cielo lo sabe’ (para mí, con permiso de Héroes, seguramente el mejor disco de rock aragonés de la historia) o ‘La calle del sol’, ‘El sueño de la tortuga’ o el único en solitario hasta ahora, ‘Al final de la ciudad dormida’. Como muestra, dos de las canciones del primer álbum de Distrito 14, ambas con Bunbury de invitado. La segunda pertenece a una grabación personal que hice del concierto en el anfiteatro del Rincón de Goya (lástima que entonces no existiese la ultra definición ni el HDR).

 

 

Tuvo un bache, uno más: tras publicar su último disco, se recluyó en casa. “La oscuridad irrumpió en mí un día hasta hacerme creer y sentir en cada una de mis células que la luz primigenia se había apagado para siempre”, escribió en su web. Afortunadamente, como también escribió, le llegó de nuevo un tenue resplandor que, penetrando el grueso muro a través de la ventana, le hizo albergar una esperanza humilde, una frágil ilusión, para volver a oír el canto de los pájaros, para ver qué sucedía ahí fuera.

Y por ello, una vez más, el samurái aragonés está de nuevo con la espada en alto, cantando en la tierra de los bravos guerreros y entonando nuevas piezas que, ¡gran noticia!, formarán parte de su nuevo álbum, que tiene previsto grabar el año que viene. Esta será una de esas canciones, ‘Tan solo es amor’, acompañado por el guitarrista y percusionista japonés Kazz Tsuji. No, no se preocupen, nunca lo veremos pegando pólizas.   

 

- Ir al blog 'La voz de mi amo'





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual