zaragoza

España vende cuatro aviones Hércules de la Base de Zaragoza

Los ejércitos de Perú y Uruguay adquieren las aeronaves y sus pilotos vendrán a entrenarse un mes.

Un avión de transporte Hércules en la Base Aérea de Zaragoza.
Juan Carlos Arcos / HERALDO

El relevo de los diez aviones Hércules que llegaron a la Base de Zaragoza en 1973 por los catorce A400M (de los que han llegado ya ocho) tiene fecha de caducidad, el 31 de diciembre de 2020, cuando dejarán de volar las antiguas aeronaves para el Ejército del Aire. Por eso España ha empezado a venderlos y ya ha adjudicado cuatro de los cisternas a los gobiernos de Perú y Uruguay.

Fuentes de la Base de Zaragoza señalaron que este proceso lo lleva la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) del Ministerio de Defensa, aunque requieren información de los datos de los históricos aviones a los integrantes del Ala 31. De hecho, está previsto que los pilotos de las Fuerzas Aéreas de Perú y de Uruguay se desplacen a la instalación aragonesa durante un mes (quince días cada uno), después de las fechas del Pilar, para entrenarse con los aviones y aclimatarse a las novedades que han ido recibiendo estos aparatos en España, desde que se modificó su aviónica en el año 2000.

Las dos países latinoamericanos disponen de este tipo de aviones KC-130, pero no tienen el mismo desarrollo que en España. Las cuatro aeronaves adquiridas (dos para cada país) son cisternas preparadas para reabastecer en vuelo a cazabombarderos, de las cinco que tiene el Ala 31.

La entrega de los cuatro aviones se celebrará a finales de año y serán trasladadas por pilotos españoles de la Base de Zaragoza a su futuro destino en los ejércitos de los países latinoamericanos. Esta venta ha cortado otra con Turquía, que en junio iba a quedarse con los diez aparatos.

De esta manera, el Ministerio de Defensa empieza el cambio de los Hércules C-130, fabricado en Estados Unidos desde los años 1950 por la compañía Lockheed, por los modernos A400M de la europea Airbus Military, que se fabrican en Sevilla.

El coronel jefe del Ala 31, Juan Domínguez, explicó que llegará a la Base el noveno A400M a finales de año y que será el primero que tenga instalado de fábrica el dispositivo de reabastecimiento en vuelo para otros aviones.

Aunque los Hércules se retiraron en pleno estado de alarma en España de la misión en Mali, siguen haciendo vuelos para el Ejército del Aire con menos continuidad que los sustitutos.

Este cambio va a suponer que el Ala 31 pase de disponer ahora 330 efectivos hasta los 390 que tendrá en el año 2023, cuando llegue el último avión para la Base (el 14). España recibirá 18 A400M y cuatro de ellos se terminarán vendiendo, como la decena de los Hércules.   

Etiquetas